Gobierno, editoriales, medios de comunicación, instituciones y hasta los bancos lo fomentan

La crisis económica está estimulando el espíritu emprendedor

La crisis económica ha estimulado el espíritu emprendedor entre autónomos y jóvenes, así como de ciudadanos que se encuentran en situación de desempleo, que se sienten apoyados por instituciones, gobierno y entidades financieras que anuncian cada día a “bombo y platillo” una cartera de ayudas para estos nuevos empresarios. 

La crisis económica está estimulando el espíritu emprendedorLa crisis económica está estimulando el espíritu emprendedor
  • linkedin
  • google+

La “intención emprendedora” ha ido aumentado de forma progresiva desde 2009, según el último informe sobre España 2012 , siendo el sector servicios y comercio, los que más destacan en la creación de pequeñas empresas, según se recoge en el informe del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los autónomos y desempleados, han encontrado una salida a su situación, dado que las posibilidades de conseguir un trabajo por cuenta ajena se ha reducido, en gran medida, desde que la crisis económica comenzó hace aproximadamente cinco años.  

A esto se suma el afán de Gobierno, editoriales, bancos, medios de comunicación  e instituciones públicas y privadas, que, cada día, ofrecen una avalancha de informaciones y nuevas medidas de fomento de emprendedores, aspectos que han empujado a jóvenes, desempleados y autónomos a lanzarse a poner en marcha nuevas empresas o “microempresas con un solo empleado”, como las cataloga el INE.

Solo durante el mes de septiembre  Ediciones Deusto y Gestión 2000, han publicado tres libros, “El Libro de los Emprendedores”, “Quiénes son, qué piensan y cómo trabajan nuestros mejores emprendedores” y “Cómo hacer un bussines plan en una semana”. También han proliferado los programas de televisión, como en televisión española, donde un grupo de emprendedores opta a ganar un premio por sus ideas, con la posibilidad de conseguir un futuro inversor, conseguir un trabajo y, además, “sacar a delante su empresa”.

Pero, como comenta Israel Ruíz, vicepresidente del Instituto Tecnológico de Massachusets, organizador de la última conferencia EmTech España 2013, “ideas  buenas, hay miles, pero que se puedan comercializar, hay muy pocas”. Por eso, afirma que gobierno, universidades, instituciones, entre otros, deberían preocuparse por la formación del colectivo de autónomos, jóvenes con ideas y desempleados e invertir en educación antes que en financiación con el objetivo de conseguir “que sus empresas tengan perdurabilidad en el tiempo”.

Asimismo, asegura que cuando una persona está formada, conoce la tecnología existente, así como las necesidades de la sociedad y desea llevar adelante su idea, “empieza a estar preparada para desarrollarla, estructurar su proyecto, de manera, que gobiernos, instituciones, inversores y universidades no duden en financiarlo”.

Uno de los problemas que habría que superar en España y que ayudaría a los emprendedores de su dependencia de la financiación bancaria es la figura de los “business angels”, que ponen su dinero en empresas nacientes y, a la vez, hacen de consejeros. Esta opción está muy arraigada en los mercados anglosajones, y supone un fuente de fondos para los emprendedores.