• linkedin
  • google+

La caída se concentrará en el segmento de obra civil con un retroceso superior al 20 %, seguida de la edificación, que descenderá un 10 %.

Ante esta tendencia a la baja del sector, seguirá ganando peso la producción en el extranjero que ya supuso en 2012 el 27 % de la producción total.

En el año 2012, los trabajos de construcción perdieron un 14,6 %, hasta los 113.500 millones de euros. También, fue la obra civil el segmento más perjudicado con un 25,5 % menos, debido a los recortes de las Administraciones públicas.

De esta forma, la producción en el sector de la construcción se ha reducido casi un 45 % desde los máximos alcanzados en 2007, tras cinco años consecutivos retrocediendo.

Las dificultades financieras y las necesidades de liquidez seguirán propiciando las desinversiones en los negocios no estratégicos de los grandes grupos constructores, tanto en España como en el extranjero.

En 2012 operaban en el mercado español cerca de 84.000 empresas constructoras, el 11 % menos que en 2011 y un 45 % por debajo del máximo de 152.000 contabilizado en 2008.

Los seis principales grupos (considerando su actividad consolidada) reunieron conjuntamente el 7,2 % de la producción en España y el 95,4 % de la facturación de las empresas españolas en el extranjero en construcción.