Jugar en el trabajo: gamificación de empresas

Todos nosotros hemos aprendido muchas cosas jugando y es que cuando interviene algo divertido cambia nuestra visión del aprendizaje y dejamos de verlo como una obligación para comenzar a disfrutarlo.

Jugar en el trabajo: gamificación de empresasJugar en el trabajo: gamificación de empresas
  • linkedin
  • google+

Se ha hablado mucho de los videojuegos y de los efectos negativos que pueden producir en cuanto a adicción y a aislamiento social, pero, poco a poco, cada vez más empresas incorporan videojuegos y otras prácticas como herramientas de motivación y de gestión de recursos humanos.

¿Qué es la gamificación de empresas?

El término gamificación, en general, es bastante reciente. Gabe Zichermann lo define como: “tomar las mejores ideas de los juegos, programas de fidelización o comportamiento económico y utilizarlos de una nueva y excitante manera”.

La gamificación de empresas consiste en la aplicación de herramientas e instrumentos derivados de los juegos en ámbitos de trabajo, con el objetivo de aumentar la motivación, la concentración, la productividad y la identificación con los valores de una organización.

Por lo tanto, los objetivos de la gamificación en una organización son los siguientes:

 

  • Fidelización de clientes, empleados y proveedores.
  • Hacer que tareas aburridas se conviertan en algo interesantes.
  • Aumentar la productividad y la eficiencia de los empleados.
  • Mejorar el ambiente organizacional.

Generalmente la gamificación se ha utilizado más en el ámbito del marketing, para crear incentivos para los clientes a través del juego, pero actualmente es una técnica que se aplica también en la gestión de recursos humanos y otros ámbitos internos de las empresas.

Los pasos de un proceso de gamificación

Instaurar un proceso de gamificación, sobre todo si es la primera vez que se realiza, requiere una preparación para obtener el resultado deseado y seguir algunos consejos como, por ejemplo, los siguientes:

Se debe informar antes sobre el juego

Antes de comenzar a difundir le juego, es importante informar de cómo funciona, cuáles son las reglas, quién juega, qué objetivos y recompensas existen y cuándo se puede jugar.

El juego debe ser sencillo

Que un juego sea sencillo no quiere decir que no tenga un diseño atractivo. Los juegos que más éxito tienen, son juegos que están muy bien diseñados y que son fáciles de utilizar.

La motivación como objetivo

Para que un juego funcione y cumpla su objetivo dentro de la empresa, debe ser motivador, dar recompensas y premios y fomentar la capacidad de superación de cada jugador.

El aliciente de la competición

En un juego siempre existe una competición, bien contra nosotros mismos, bien contra terceras personas. Se pueden plantear juegos en grupos para fomentar el trabajo en equipo dentro de la empresa.

La importancia de la diversión

Este es uno de los aspectos más importantes. Un juego debe ser divertido. Si no gusta a los usuarios, aburre o no es atractivo, se cansarán lo dejarán de utilizar, por lo que no será posible alcanzar el resultado deseado.

Todo lo anterior tiene sentido si al final del proceso de gamificación podemos realizar una medición de los objetivos logrados, para conocer si hemos alcanzado la meta que nos habíamos propuesto dentro de la empresa o debemos realizar modificaciones en el juego para lograr esa meta.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.