Respuestas a las principales preguntas

Jubilación de autónomos. Todo lo que hay que saber

La jubilación y la pensión que quedará después de jubilarse son una preocupación habitual entre los trabajadores, sobre todo, a partir de los 55 años que es cuando se puede empezar a ver de forma más clara cuál es el importe de la prestación a la que se tendrá derecho una vez que se deje de trabajar.

Jubilación de autónomos. Todo lo que hay que saberJubilación de autónomos. Todo lo que hay que saber
  • linkedin
  • google+

Uno de los colectivos que más dudas tiene sobre su jubilación son los trabajadores por cuenta propia. Según varias estadísticas, la diferencia de la prestación por jubilación de un autónomo frente a un trabajador por cuenta ajena, con la misma edad y similar número de años cotizando a la Seguridad Social puede ser de más de 300€.

Como es lógico, es un derecho de los autónomos percibir una jubilación una vez que dejan de trabajar por la edad, pero ¿Cuáles son las condiciones que permiten a los autónomos jubilarse y percibir una prestación?

Desde la reforma de las pensiones de 2007 se ha establecido un aumento en el mínimo para poder acceder al 100% de la prestación por jubilación tanto en años de cotización como en edad mínima para jubilarse:

Hasta el año 2019 la edad mínima será de 65 años, con 35 años y 6 meses de cotización, a partir de ese año, se deben calcular seis meses más de edad y seis meses más de tiempo de cotización por cada dos años naturales, y hasta el 2027.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para jubilarse como autónomo?

Tener una edad mínima de 65 años y 15 años de cotización, de los cuales dos deben estar comprendidos entre los 50 y los 65 años. Para acceder al 100% de la prestación habrá que contar con más de 35 años cotizados, de los cuales, al menos dos deben ser en los últimos 15 años.

¿Cómo calcular mi jubilación?

La percepción por jubilación se establece a partir de un cálculo con diversas variables, que son las que determinan el total que el jubilado percibirá una vez que deje de trabajar. Estas variables son: la edad de jubilación, los años de cotización y la base cotizable durante el periodo de trabajo.

Para los autónomos la base se establece en rangos de cotización, es decir a la cuota de autónomo. Por ello, muchos trabajadores por cuenta propia incrementan las cuotas en los últimos años para tener derecho a una jubilación más alta.

Para conocer la prestación que quedará a un autónomo una vez que se jubile, la sede electrónica de la Seguridad Social cuenta con una calculadora de pensiones.

¿Cómo calcular la jubilación si he trabajado como trabajador por cuenta propia y por cuenta ajena?

La pluriactividad puede dar derecho a más de un tipo de prestación siempre que se tengan un mínimo de 15 años cotizados en cada uno de los regímenes (cuenta propia y cuenta ajena) y de forma simultánea, y que se tenga una edad mínima de 65 años, o la correspondiente según el aumento hasta 2027.

Además, será necesario que este trabajador cotice por cuenta propia o ajena un mínimo de dos años en el rango de edad entre los 50 y los 65 años.

Si no se alcanzan los 15 años, para el cálculo de la pensión se tendrá en cuenta la actividad en la que se está dado de alta en el momento de la jubilación o aquella en la que se ha estado durante más años.

¿Qué hacer para solicitar la jubilación?

Los trabajadores que reúnan los requisitos para la jubilación, pueden solicitarla a través de la página web en las oficinas de la Seguridad Social, para lo que deben rellenar un formulario para la jubilación con sus datos como trabajador.

¿Puedo solicitar la jubilación anticipada?

Desde el año 2013, es posible compatibilizar la jubilación anticipada con el trabajo como autónomo. Para poder solicitar una jubilación anticipada como trabajador por cuenta propia es necesario reunir una serie de requisitos.

En primer lugar, se establece la edad mínima para la jubilación de 63 años (que se aumentará gradualmente hasta los 65 años en 2027), siempre que se hayan cotizado un mínimo de 35 años a la Seguridad Social.

¿Y una jubilación parcial?

La jubilación parcial es un tipo de jubilación que permite un pago simultáneo de un mínimo del 50% de la prestación por jubilación como  complemento al trabajo como autónomo, siempre que haya llegado a la edad mínima de jubilación. Esta medida comenzó a aplicarse a partir de 2013 para los trabajadores por cuenta propia.

Plan de pensiones, el complemento a la jubilación

Las cuotas del régimen de trabajadores por cuenta propia son elevadas, aunque existe la posibilidad de elegir entre varios tramos de cuota, por ello, muchos pequeños empresarios eligen el pago mínimo, que es de 264,44€ en 2015. Sin embargo, esta cuota también reduce los derechos en caso de baja o, más adelante en la jubilación.

Hasta 2013, para aumentar el derecho a prestación era frecuente que los trabajadores por cuenta propia aumentaran la base de cotización a partir de los 49 años, pero la reforma de las pensiones de 2013 modificó la edad mínima, que se sitúa ahora un poco por encima de los 40 años de edad del trabajador, con la necesidad de haber trabajado ininterrumpidamente como autónomo durante 35 años, por supuesto, pagando mensualmente las cuotas como trabajador por cuenta propia.

O sea, el pago de las cuotas mínimas desde los 30 hasta los 40 años, y un aumento hasta los 500 euros de cuota mensual entre los 40 y los 65 años.

Esta modificación ha favorecido que muchos trabajadores por cuenta propia prefieran renunciar a una prestación por jubilación más elevada, destinando los más de 200 euros que supone el aumento de las cuotas de autónomo a un plan de pensiones.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.