Roig quiere situar bajo el mismo techo a Lanzadera, Angels Capital y EDEM

Juan Roig quiere hacer de Valencia "un referente" en el mundo emprendedor

El empresario Juan Roig tiene el propósito de que la ciudad de Valencia se convierta en "un referente en emprendimiento", por medio de su aceleradora de startups, Lánzadera, su empresa de inversiones Angels Capital y la escuela de negocios EDEM, ha dicho a EFE Jaime Esteban, responsable del proyecto.

Juan Roig quiere hacer de Valencia "un referente" en el mundo emprendedorJuan Roig, fundador de Lanzadera, EDEM y Angels Capital
  • linkedin
  • google+


La idea del fundador de Mercadona es crear "un hub tecnológico, de innovación, de inversión y de emprendimiento", ha explicado Esteban, que junto a Javier Jiménez dirige tanto la aceleradora de startups como Angels Capital.



Para dar forma a este proyecto, Juan Roig quiere que estas tres empresas se ubiquen en una misma sede. En concreto, se ha presentado un proyecto al consorcio que gestiona la Marina Real en el Puerto de Valencia, para instalarse en la dársena en la que tres de los equipos de la Copa América de Vela 2007 tenían sus sedes.



Es una zona que "está abandonada, con unas instalaciones que se pueden adecuar para atraer otros negocios y empresas que den vida a Marina Real", ha explicado Jiménez.



Ahora se encuentran a la espera de que el consorcio que gestiona estas instalaciones tome una decisión para alquilar las naves en las que se instalarían Angels Capital, la escuela de negocios EDEM y la propia Lánzadera, y que podrían rehabilitarse en un año a partir del fallo de la concesión, previsto para abril.



Jiménez ha destacado la importancia que tendría para Valencia y, por tanto, para España un proyecto como éste para la creación de nuevas empresas.



En este sentido, ha recordado que Juan Roig creó Lanzadera con el propósito de "devolver a la sociedad parte de lo que ésta le ha dado", y que los emprendedores, una vez salgan, "hagan lo mismo y generen riqueza a este país".



Ha insistido en que el proyecto Lanzadera, cuya primera generación de emprendedores está a punto de independizarse, es "seguir creciendo", para lo que necesita una sede como podría ser Marina Real.



De esta manera, el barrio se beneficiaría de la presencia de este ecosistema emprendedor, que albergaría a unas mil personas, y que podría atraer a otras empresas en su entorno.



Los promotores de Lanzadera esperan sobrepasar las 200 empresas aceleradas en 10 años, para lo que en la segunda convocatoria de la aceleradora, abierta el pasado lunes, ha aumentado el número de proyectos que se seleccionarán hasta veinte, frente a los quince de la primera edición.



Tanto Jiménez como Esteban han destacado como característica principal de esta aventura que se trata de un proyecto "personal" de Roig, "no de Mercadona", en el que el empresario tiene "una implicación total, extrema" porque se está "volcando completamente, a pesar de su agenda de compromisos".



"Viene cada quince días, se sienta con los chavales, se reúne con un grupo. Está absolutamente volcado, ese es el secreto del éxito de esto", resaltan los directores de Lanzadera.