Con 115 votos a favor

Juan Pablo Lázaro, nuevo presidente de CEIM

Tras la dimisión anunciada por Arturo Fernández, la presidencia de la patronal madrileña pasa a manos de Juan Pablo Lázaro, el hasta ahora vicepresidente primero de CEIM. La marcha se efectúa un día después de las elecciones de la CEOE en la que ha sido reelegido Juan Rosell como presidente y tres meses después de la polémica de las tarjetas B de Caja Madrid.

Con 115 votos a favorJuan Pablo Lázaro es elegido como nuevo presidente de CEIM con 115 votos a favor
  • linkedin
  • google+

La elección de Lázaro como nuevo presidente de CEIM con 115 votos a favor, seis en contra y cuatro en blanco de los 125 sufragios emitidos, ha sido el resultado de la votación de la patronal madrileña. Una votación que coloca a Juan Pablo Lázaro en el puesto de Fernandez, quien asegura que lo hará “muy bien” al frente de CEIM y que “en absoluto” le deja una patata caliente, puesto que la organización empresarial funciona a plena rendimiento.

Tras la Junta Directiva, Fernández también ha destacado de Lázaro que es un "magnífico" empresario y un hombre "honesto" y que no es un "tapado" sino un "avanzado", como muestra que ya le nombrara vicepresidente primero en los últimos comicios de CEIM. Asegura que era la persona idónea para ponerse al frente de la confederación empresarial.

Las tarjetas 'black'

El pasado mes de octubre se desveló que Fernández había sido uno de los usuarios de las tarjetas B de Caja Madrid. En concreto, gastó 37.300 euros, que ya ha devuelto, pero tras la polémica surgida anunció que dejaría de ser el número uno de la Confederación Empresarial madrileña en diciembre.

Sin embargo, avanzó que no lo haría hasta concluir con los objetivos a los que se había comprometido cuando le reeligieron presidente. Fernández declaró a los medios de comunicación que tenía la conciencia "muy tranquila" y que confiaba en que la Justicia aclarara la cuestión de las tarjetas opacas en Caja Madrid, pues él consideraba que no había en ello nada ilegal. "No me siento culpable de nada", concluye.