La empresa india gestionará un servicio para resolver dudas técnicas

iYogi trae el ‘buen karma’ a los servicios de teleasistencia

La compañía iYogi, una de las líderes mundiales de servicios de teleasistencia, ha desembarcado en Madrid, desde donde dirigirá sus operaciones europeas, una iniciativa que ha creado 250 empleos, que podrían llegar a 3.000, en un nuevo impulso de las erráticas inversiones indias en España.

iYogi trae el ‘buen karma’ a los servicios de teleasistenciaiYogi trae el ‘buen karma’ a los servicios de teleasistencia
  • linkedin
  • google+

"Queríamos diversificarnos del inglés. El español es la segunda lengua más hablada en el mundo desarrollado. Esa es la primera razón de nuestra elección", dijo Uday Challu, CEO de esa empresa de teleasistencia, cuyo lema es "Buen Karma". La compañía india, con sede en Gurgaon, ciudad satélite de Nueva Delhi, operará el servicio Gurú lanzado por Telefónica y cuyo objetivo es resolver dudas y problemas tecnológicos a particulares y autónomos.

Challu destacó "la buena infraestructura española y la gran penetración de la banda ancha y los teléfonos inteligentes", además de la predisposición del gigante español de las telecomunicaciones por lanzar un nuevo servicio.

A estas "ventajas" se añade la "buena experiencia técnica" del personal que han encontrado en el país europeo, en palabras de la vicepresidenta de operaciones, Shruti Dwivedi quien se mudará a Madrid próximamente.

Aunque la compañía india no ha informado del alcance de su inversión en España, sí ha remarcado que en tres años esperan contar con 3.000 trabajadores en el país europeo con centros nuevos en Barcelona y otras ciudades españolas.

Fundada hace siete años en la India con inversiones californianas, iYogi tiene presencia -virtual- en 10 países, 5.000 trabajadores y 2,5 millones de clientes en el mundo anglosajón, principalmente en Estados Unidos. El salto a España les permite comenzar a trabajar en un idioma que gana presencia en suelo estadounidense y es la punta de lanza para asaltar Latinoamérica.

Su filosofía del "Buen Karma" se apoya en que con tantos aparatos tecnológicos diferentes los clientes quieren un solo punto de referencia como asistencia técnica. "Necesitas que la tecnología funcione", así resumió Challu los servicios que ofrecen iYogi y Guru.

El director regional en Europa, Javier Muñoz, explicó de otro modo qué hace su compañía: "iYogi es igual que el primo al que todos llamamos para preguntar (una duda tecnológica)". "Mis hijas estudian con ordenadores y tabletas. A veces me llaman al trabajo porque algo no les funciona. Eso es lo que hace iYogi te ofrece soporte cuando te hace falta", añadió Muñoz.

En el caso de la empresa india, estas dudas se resuelven a través de teleasistencia con el teléfono o el "chat", y el modo más habitual de resolver un problema es el acceso remoto al dispositivo en cuestión.

Los directivos de iYogi creen que hay pocas compañías que ofrezcan un servicio tan completo como el suyo, ya que trabajan con más de 500 tipos de programas de Windows, Android, iPhone, consolas, "routers" y otros aparatos tecnológicos.

La llegada de iYogi es un nuevo estímulo a las inversiones indias en España, que siguen un errático patrón que responde a operaciones concretas. Así, en 2007 las inversiones del país asiático en suelo español se situaron en 602 millones de euros, pero en 2009 habían caído a 1,9 millones, para alcanzar los 103 millones en 2012 gracias a dos empresas indias del sector químico y de bienes de equipo.