Entrevista a Irene Moscardó, Directora de la consultora de franquicias Shop Explosion

“Una franquicia debe gestionarse como cualquier otra empresa”

Muchas son las preguntas que una persona que elije abrir una franquicia debe hacerse, sin embargo es fundamental no olvidar un aspecto muy importante“Para que una franquicia funcione y sea rentable debe ser gestionada como cualquier otra empresa”, asegura Irene Moscardó, Directora de la consultora de franquicias Shop Explosion.  

“Una franquicia debe gestionarse como cualquier otra empresa”“Una franquicia debe gestionarse como cualquier otra empresa”
  • linkedin
  • google+

¿Qué es una franquicia?

Es un modelo de negocio que ha sido testado y comprobada su eficacia por otras personas, que tiene una buena reputación como marca y en el cual el franquiciado va a tener un apoyo constante, es decir, posee tres elementos que proporcionan una garantía de éxito como son la marca, el buen hacer y una asistencia continuada.

El hecho de que tenga una buena imagen de marca, ¿es suficiente para triunfar como negocio?

Una franquicia, efectivamente, es un negocio que ya tienen sentadas unas bases para que funcione, pero no hay que confiarse y pensar que sólo por esa razón vas a conseguir tener éxito en tu empresa.

Hay algunos casos de franquicias que cierran, pero no lo hacen por que se trate de una u otra marca, sino por el modo de gestionar y llevar la empresa. Una franquicia hay que llevarla con el mismo mimo, dedicación y cariño que cualquier otro negocio. No hay que descuidarse en este aspecto, la marca sólo te va a dar unas pautas para salir adelante.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes para abrir una franquicia?

Es primordial estudiar cuales son las ventajas e inconvenientes de convertirse en franquiciado, porque no todas las personas tienen cualidades para serlo.

Tres son las ventajas más destacadas que habría que tener en cuenta antes de abrir una franquicia. La primera es que no hay que comprobar si la idea de negocio funcionará o no y puede salir adelante, es decir, no hay prueba-error. Esto ya lo ha constatado el franquiciador.

En segundo lugar, el nombre de la marca ya existe en el mercado, con lo cual la inversión en publicitar la firma, es menor. De todas formas, no hay que olvidarse de darla a conocer y esforzarse en conseguir el mayor número de clientes posible.

El apoyo constante por parte de la firma y, sobre todo en estos momentos de crisis, es la tercera ventaja a tener muy en cuenta. En épocas de poca venta, como es el mes de febrero, el franquiciador suele enviar acciones destinadas a reforzar las mismas.

En cuanto a los inconvenientes, citaría uno, que en realidad sería una desventaja para determinadas personas, dependiendo del carácter y la manera de pensar de cada franquiciado, como es tener que ceñirse a un modo de trabajo, producto y ubicación. La firma te asegura éxitos, en caso de que actúes como ellos consideran. En caso contrario, no te garantizan nada.

¿Qué es lo primero que hay que medir antes de lanzarse a abrir una franquicia?

Algunas personas, ven una franquicia, les gusta y piensan: Yo quiero una como esa. Esta actuación bastante errónea. Antes de elegir una franquicia es necesario realizar un meditado autoanálisis centrado en:  estudiar las circunstancias personales y familiares que se espera del nuevo negocio, las cualidades y habilidades de cada uno, si se desea conseguir un puesto de trabajo o ganar dinero a largo plazo y crecer, los gustos personales, el tipo de negocio y la capacidad económica. Hay que ser muy realista.

En cuanto al aspecto económico, hay que evitar depender de ayudas externas, ya que en ocasiones puede retrasarse la concesión y hacer que el  franquiciado pase un mal trago o se encuentre en apuros en un momento dado por falta de liquidez.

¿Cómo buscar una franquicia?

Hay dos lugares en los que se puede buscar una franquicia como son los portales existentes en Internet y las Ferias especializadas. En los portales existentes en la red, el futuro franquiciado debe buscar por sectores, por inversión o por tamaño de local.

Elegidas las franquicias que considere más interesantes, solicitará información sobre las condiciones a cumplir, preguntando todas las dudas o curiosidades, pues hay personas que a conciencia se olvidan de informar sobre determinados detalles. Según la respuesta de las firmas, podrá ir conociendo al franquiciador.

Las ferias son un lugar en el que se puede aprender mucho acerca de las diferentes franquicias existentes en el mercado, ya que se trata del expositor de la firma. En estos recintos las empresas ayudan al futuro franquiciado a conocer su buen hacer. Además, permite al interesado comparar entre varios modelos de negocio, lo que le ayudará a decidir dónde invertir su dinero.