Irán vuelve al mercado y a ser una oportunidad empresarial

Una vez alejado del llamado “eje del mal”, Irán es un país con muchas oportunidades para las empresas extranjeras.

Irán vuelve al mercado y a ser una oportunidad empresarialIrán vuelve al mercado y a ser una oportunidad empresarial
  • linkedin
  • google+


El país necesita inversiones en infraestructuras, industria, servicios, modernización del sector petrolífero o en el transporte entre otros. Existen una gran demanda de 80 millones de iraníes, el dinero de su petróleo y miles de millones de dólares que acaban de recuperarse. Un nuevo contexto internacional finalmente convertirá a esta potencia regional en un país lleno de posibilidades.



El 16 de enero el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, Yukiya Amano, dio la llave para desbloquear la aplicación del acuerdo del programa nuclear de Teherán. El informe presentado ante la ONU tenía como efecto que se levantaban las sanciones económicas y financieras por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, USA y UE.



La llegada al poder en 2013 de Hasan Rohani, más moderado que su predecesor ayudó a que se acelerara el acuerdo nuclear, algo que se espera sea el punto de partida de una nueva relación de cooperación de Irán con el resto del mundo. Sin sanciones económicas Irán tiene ya acceso a sus activos congelados, que se estiman de entre 29.000 y 150.000 millones de dólares. El Banco Central tiene 32.600 millones de dólares que están disponibles con la reconexión de los bancos iraníes al sistema de comunicación bancaria SWIFT.



Estas cantidades son un gran estímulo para una economía que puede entrar libremente en los mercados de venta de crudo, algo importante, ya que es una de las reservas más importantes del mundo. El crecimiento de Irán puede que sea del 5% según el FMI para este año o del 8% según el presidente iraní.





El país necesitará unas inversiones de unos 150.000 millones de dólares para modernizar la industria e infraestructuras después de décadas sin poder acceder a las tecnologías de última generación. Aunque haya exceso de oferta y el crudo se cotice a menos de 30 dólares a Teherán llegan representantes de las grandes petroleras en busca de nuevas oportunidades de negocio.



A pesar de las buenas noticias, los ciudadanos del país todavía tendrán que esperar bastante tiempo para poder ver los beneficios económicos de estos grandes proyectos con las importantes necesidades que a día de hoy tiene el país.



España, en una magnífica posición



Nuestro país siempre ha tenido unos buenos lazos con Irán, tanto en lo político como en lo económico. Lo último incluso se reforzó, ya que España fue intermediaria y responsable en el Consejo para la implementación del acuerdo nuclear. Después del levantamiento del embargo, el ministro de Asuntos exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, se abren nuevos tiempos y unas “buenas oportunidades de negocio” para todas las empresas españolas en Irán.



Los sectores que están más interesados en la apertura iraní son los de hidrocarburos, industrial, ferroviario, aeronáutico, automoción, turismo, agrícola y de bienes de equipo.



España actualmente es el tercer mayor importador de productos de Irán en la Unión Europea, contando con una gran ventaja en el sector del turismo, uno de los que más desarrollo puede tener. Irán tendrá que construir unos 300 hoteles de 3, 4 y 5 estrellas en diez años, algo en lo que España podrá colaborar con el país en las tareas, tanto de construcción como de gestión hotelera.



La OMT ha dicho que el número de turistas extranjeros que viajan a Irán sigue creciendo de manera progresiva, en el año 2000 eran 1,3 millones y ha llegado a 5 millones en 2014, unas cifras que aumentarán con la apertura e inestabilidad de destinos que solían ser muy populares en el mundo árabe caso de Egipto o Túnez. Irán tiene una clase media que va a aumentar en los próximos años según suba el nivel de vida en el país y se recupere la economía del mundial.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.