Invertir en Moldavia, interesante para las pymes

Un país que puede ser una opción interesante

Invertir en Moldavia, interesante para las pymesInvertir en Moldavia, interesante para las pymes
  • linkedin
  • google+

Moldavia tiene muchas oportunidades para hacer negocio en el sector de las infraestructuras, siendo un mercado de gran atractivo por sus bajos costes de establecimiento y unos destacados incentivos fiscales.

Las pequeñas y medianas empresas que busquen establecerse en Moldavia cuentan con razones de peso para invertir en este país. Estamos ante una nación en vías de entrar en la Unión Europea y que cuenta con la economía estabilizada. En este orden podemos decir que está entre las cinco naciones que menos ha afectado la crisis financiera internacional.

Ofrece importantes oportunidades de negocio en infraestructuras y transporte, ambas necesitan una profunda modernización para mejorar los servicios y conexiones con sus países vecinos. Empresas españolas de importancia como Unión Fenosa y OHL se han instalado, lo que da muestras de la posibilidad de que para las pymes auxiliares de la construcción y distribución eléctrica tienen. Además, existe un nicho de mercado importante a cubrir en el mercado de las telecomunicaciones. El gobierno moldavo busca que todos los hogares a corto plazo tengan línea de teléfono.

Pese a no pertenecer a la UE, las pymes que se asientan en Moldavia van a poder beneficiarse de los acuerdos de libre comercio con la Comunidad de Estados Independientes, la cual está formada por las exrepúblicas soviéticas, con la excepción de los países bálticos, Turkmenistan y Georgia, así como del sudeste europeo.

Hacer negocios en Moldavia no es complicado, los costes de establecer un negocio son bajos y la mano de obra además de cualificada es significativamente barata. El capital social mínimo de una Sociedad Limitada, que es la forma jurídica más demandada es de 340 euros y el salario medio oscila entre 200 y 250 euros.

Hay también incentivos para las inversiones que superen los 220.000 euros, En materia fiscal, Moldavia es un país atractivo, ya que el impuesto a los beneficios empresariales es de un 12% frente al 25% que tienen que pagar las empresas en España, para los agricultores llega a ser del 7%.

Los empresarios moldavos son personas de trato cercano y fáciles a la hora de tratar, lo mismo que sus vecinos rumanos buscan un negocio franco y sincero, ya que las contradicciones pueden provocar recelo entre los interlocutores, por último, destacamos que lo que más valoran son las condiciones de pago y el precio.

A pesar de estas condiciones, sí que deben mejorarse las infraestructuras, ya que Moldavia sigue siendo un país eminentemente rural. Las comunicaciones en materias como el transporte son extremadamente lentas por unas vías que no están a la altura de lo que se debería esperar de un país europeo.

Como se suele decir, estamos ante un país de oportunidades precisamente por la razón de que hay mucho por hacer en una nación que se encuentra entre las más pobres del continente europeo y que navega entre Rusia y la Unión Europea.

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.