Historias entrelazadas de cómo inversores apuestan por emprendedores

Inversores y emprendedores juntos por un proyecto en común

Ser emprendedor y buscar un inversor no es fácil, y a pesar de ello existen valientes que deciden llevar a cabo su idea. Pero si el emprendedor es valiente, más lo es aquél que pone el dinero en el proyecto de un desconocido

Inversores y emprendedores juntos por un proyecto en común Inversores y emprendedores juntos por un proyecto en común
  • linkedin
  • google+


En el II Congreso Nacional de Business Angels se han planteado estas cuestiones desde dos puntos de vista completamente distintos: emprendedor e inversor. En la mesa redonda 'Experiencia Inversor-Emprendedor' participaron tres historias muy interesantes, entre las cuales estaban las de Miguel Ángel Roda y Víctor Sánchez de la empresa Onbile, Carlos Blanco y José Vicente Pons de Akamon y Gonzalo Tradacete junto con Juan Salcedo de la empresa Aprendum.



Sánchez, socio y cofundador de Onlibe, relató su experiencia como emprendedor y de cómo encontró a Miguel Ángel en su trayectoria empresarial.



"En estos tres últimos años he visto más de 400 proyectos, y solo he invertido en dos y uno de ellos fue el de Víctor" explicó Miguel, que confesó que al final le acabó gustando la idea e invertir.



Onbile es una empresa que desarrolla webs que se adaptan a todos los dispositivos (ordenador, móvil, tablet) , evitando así los largos tiempos de carga. El problema es que las webs se crean normalmente para ser vistas desde el ordenador, por lo tanto, al abrirlas desde otro dispositivo, la espera se alarga. 



Otra de las historias es la de Juan y Gonzalo, emprendedor e inversor respectivamente, aunque el último empezara precisamente desde el otro lado.



"El talento está en todo el mundo" explicó Tradacete, quien a lo largo del año analiza entre 100 y 120 proyectos de toda la geografía española. 



Este bussines angel asegura que la mayoría de los socios inversores de Aprendum no tienen experiencia inversora pero "se les aconseja cómo hacerlo". Tradacet lo tiene claro "el emprendedor es el que decide lo que necesita y lo que no".



Pero antes de invertir hay que tener en cuenta "los niveles de facturación de una empresa ver cómo funciona desde abajo



Juan Salcedo, con el proyecto Aprendum bajo el brazo, obtuvo la aprobación de Gonzalo por "haber conseguido unas métricas razonables y haber encontrado nuestro modelo de negocio".



Actualmente facturan en 140 países de Latinoamérica y es consciente de que "un emprendedor quiere vender una ilusión, pero un inversor quiere ver números".



José Vicente y Carlos fusionaron sus dos empresas para crear Akamon. En su primer encuentro, José era el emprendedor y le dijo a su inversor que él sabía de juegos pero no de monetizar. Un ejemplo fue cuando hace años éste montó una empresa de videojuegos que acabo desapareciendo con la explosión de la burbuja de las puntocom, por ello, con ayuda de Carlos sacaron a flote el proyecto Akamon.



Uno de los socios de Carlos durante su andadura en el mundo empresarial fue Risto Mejide, publicista y actualmente personaje público por sus intervenciones en programas de televisión. Este inversor de mente inquieta apoya la inversión a través de las redes sociales.