El sector tiene a compañías del motor o relacionadas con la tecnología volcadas en ofrecer soluciones

Intel entra dentro de la carrera por el coche autónomo

El sector tiene a compañías del motor o relacionadas con la tecnología volcadas en ofrecer soluciones

Intel entra dentro de la carrera por el coche autónomoIntel entra dentro de la carrera por el coche autónomo
  • linkedin
  • google+

Otra nueva compañía se suma a la carrera por el coche autónomo. Intel quiere su trozo de pastel en esta industria que promete ser una de las fundamentales en el futuro. Igual que otras empresas grandes de la tecnología, tiene este campo en el punto de mira y ha comprado la empresa Mobileye de origen israelí por 15.300 millones de dólares. Es la segunda mayor operación realizada por Intel desde que comprase Altera en 2015. 

Un nuevo movimiento en un sector que vive momentos trepidantes

Mobileye cuenta con su sede en Jerusalem y se le considera uno de los principales fabricantes de tecnología en prevención de accidentes y conducción autónoma. Con este acuerdo Intel ha comprado una empresa que tiene la capacidad de ofrecer a los fabricantes de automóviles, un gran paquete de componentes para desarrollar estos nuevos vehículos sin conductor.

La empresa israelí en el pasado mes de febrero, aseguró que planea junto a Volkswagen poner en marcha un nuevo estándar de navegación para la conducción de forma autónoma en 2018. El fabricante de chips, dominador en el segmento de ordenadores personales y centros de datos, no ha conseguido posicionarse en otros segmentos de gran crecimiento.

El mandato de Brian Krzanich como consejero delegado ha sido positivo, lanzando Intel soluciones para cajas registradoras o drones, lo que le ha supuesto nuevos ingresos, pero de momento insuficientes para superar a los ordenadores.

La compra de Mobileye por Intel es según los analistas todo un reto para su rival Qualcommm. Esta empresa está ante el reto de crear el mayor fabricante de chips para automóviles, por lo que compró NXP por 47.000 millones de dólares.

Bloomberg manifestó que “Intel se había quedado atrás y la única manera de acceder era a través de una adquisición”. A pesar de esto, no es la primera vez que Intel se mueve para fabricar chips en la automoción. Existen actualmente dispositivos de esta empresa presentes en 30 modelos de vehículos y forma parte de varias pruebas de automóviles autónomos.

La relación entre la estadounidense Intel y la israelí Mobileye comenzó con el acuerdo con BMW para desarrollar coches totalmente autónomos en 2021. Las tres compañías lanzarán a lo largo del año 40 vehículos autónomos para comprobar su manera de actuar en el tráfico urbano.

Bastantes compañías tecnológicas se han movido cara a situarse en el mercado del vehículo autónomo, muchas de ellas mantienen alianzas con fabricantes de coches, caso de la colaboración de Daimler con Uber o Google con Fiat.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.