Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (Parte VI).

Vamos a continuar analizando el Impuesto sobre Donaciones y, en concreto, aquellas cuestiones que, si bien no tienen incidencia directa en la tributación de este tipo de operaciones, están relacionadas con la gestión y la tramitación de las liquidaciones frente a la Administración competente.

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (Parte VI).Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (Parte VI).
  • linkedin
  • google+

Suelen ser ítems a los que no se les da tanta importancia como a otros como pueden ser los Sujetos Pasivos o la forma de cálculo del Impuesto, pero que también tienen su trascendencia en el devenir de la Liquidación como tal: estamos hablando del Lugar de Pago, Plazo de Presentación, así como la Documentación que se debe aportar.

Lugar de pago del Impuesto.

Dado que se trata de un tipo de Tributo cedido a las Comunidades Autónomas, los documentos y autoliquidaciones que tengan relación con él serán competencia de la Administración correspondiente en función del territorio en el que se encuentren radicados los bienes inmuebles o, en su defecto, el que proceda tomando en consideración la residencia habitual en términos fiscales del donatario.

Plazo para la presentación.

En el caso de las Donaciones, se trata de un plazo relativamente corto, puesto que el donatario dispone de solamente 30 días hábiles, es decir, sin contar fines de semana ni festivos, para presentarlo. Este cómputo empieza a contar desde el día en que se produzca el acto o contrato que devengue el Impuesto y, por tanto, implique su presentación. A diferencia del caso de las Sucesiones, como regla general no procede prórroga, puesto que el legislador entiende que la situación no es equivalente.

Documentación a aportar.

Además de entregar el impreso correspondiente con la liquidación del Impuesto, deberá acompañarse de una serie de documentos que pasamos a detallar a continuación:

  • Primera copia y copia simple de la Escritura pública en el que se refleje la donación o, en su defecto, el documento privado en el que conste el acto que se pretende liquidar, además del Documento de Identidad del donante y del beneficiario, en caso de tratase de Personas Físicas o el Número de Identificación Fiscal en el caso de que el perceptor fuera una Persona Jurídica o entidad equivalente.
  • En el caso de que en la transmisión se incluyeran bienes inmuebles, deberá acompañarse una copia del último recibo abonado del Impuesto sobre Bienes Inmuebles o, en su defecto, certificado del valor catastral. Con ello se pretende que el valor que se refleje en el documento y, por ende, que se pretenda liquidar coincida con un importe razonable, de acuerdo al mercado o a los datos registrales o catastrales.

En muchas ocasiones, fiscalmente hablando, es menos costosa la transmisión de bienes y derechos a través de la herencia que no la tributación a través del Impuesto sobre Donaciones, dado que para Sucesiones existen, como hemos mencionado en otra entrada, bonificaciones realmente interesantes (dependiendo de la Comunidad Autónoma donde tenga la residencia fiscal el Sujeto Pasivo), que pueden implicar el pago de una cantidad realmente irrisoria respecto al patrimonio heredado, estando el caso de las Donaciones mucho más penalizado por denominarlo de alguna forma, puesto que dichas bonificaciones no existen.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.