Con escenas como un desayuno en la cama, un teatro improvisado o una sesión de maquillaje

Ikea, a la vanguardia del marketing emocional

Hacer vivir a los clientes de una empresa experiencias divertidas, satisfacer sus necesidades y compartir con ellos sus sueños y anhelos son algunos de los recursos de marketing que el líder sueco del mueble Ikea utiliza para atraer y fidelizar a su público objetivo.

Ikea, a la vanguardia del marketing emocionalIkea, a la vanguardia del marketing emocional
  • linkedin
  • google+

Un nuevo reto ha lanzado la compañía sueca de muebles a sus clientes, que hicieron cola en pijama durante diez horas en su establecimiento de Alcorcón, entregando a los seis primeros camas de regalo y cheques para utilizar en sus tiendas a los demás participantes de la iniciativa.

Esta acción, junto con otras similares, ha colocado a Ikea en la vanguardia del Marketing Experiencial, una nueva técnica que con la cual “conseguimos empatizar con el cliente, conocer de forma real cuáles son sus ‘deseos y anhelos’ cuando van a nuestras tiendas a comprar y hacerles la estancia divertida y emocionante, comenta Jorge de Marichalar, marketing manager de Ikea Madrid.

La espera en la puerta de la tienda con el pijama puesto es la primera ronda de acciones de marketing experiencial que la firma está llevando a cabo con sus clientes, quienes viven en las tiendas "experiencias con las que conseguimos establecer un nexo emocional  mucho más fuerte con ellos”, asegura.

Esta experiencia que será desarrollada durante dos meses cuenta entre sus actividades un desayuno en la cama, teatro improvisado, darse una ducha en un cuarto de baño o una sesión de maquillaje.

La clave, indica el máximo responsable de marketing de Ikea está en “escuchar a los clientes, para poder estudiar y conocer las necesidades que existen en el hogar, que son muchas, y satisfacerlas con prácticas divertidas en las cuales pueden utilizar nuestros productos”.