Quién meriende o cene en julio en sus restaurantes se llevará una tarjeta de regalo

IKEA utiliza una cámara oculta para captar la atención y sorprender a sus clientes

La compañía sueca ha vuelto a desafiar a la audiencia con su nueva campaña de promoción, en la que una cámara oculta graba en un restaurante el comportamiento extravagante de unos comensales un tanto atípicos.     

IKEA utiliza una cámara oculta para captar la atención de sus clientesLos actores intentan llevar a casa los artículos del restaurante
  • linkedin
  • google+

 “Esperamos que llegue a la gente”, afirma Mónica Montoro, directora creativa de McCann, agencia de publicidad encargada de la campaña. 

Utilizando la técnica de cámara oculta, Ikea grabó un spot televisivo en la que una familia, que se encuentra cenando en un restaurante, intentaba llevarse a su casa la mesa, las sillas, la vajilla, las lámparas o la cubertería, como si en una tienda de la compañía se encontrara.

Las acciones de los actores consiguen sorprender y asombrar tanto a los empleados del establecimiento como al resto de los comensales. “Hemos optado por utilizar el humor, tono que caracteriza a Ikea y que, además, en esta campaña, funciona muy bien al ser una promoción”, indica la directora creativa de la agencia publicitaría encargada de su publicidad.

El objetivo es comunicar la última acción promocional que la compañía sueca llevará a cabo durante el mes de julio en sus tiendas de España. La oferta para sus clientes consiste en que todos los que acudan a merendar o a cenar a Ikea, recibirán el importe que se gasten en una ‘tarjeta regalo’ que podrán utilizar en cualquier tienda de la compañía “para seguir decorando su hogar”.