Desplome del rublo

Ikea suspende ventas en Rusia ante la avalancha de pedidos

La fuerte depreciación del rublo ruso, casi un 50% respecto al dólar en lo que llevamos de 2014, ha propiciado que la población rusa empezara a adquirir en masa bienes materiales como muebles de cocina y electrodomésticos, las dos líneas de productos que la cadena sueca de muebles Ikea ha dejado de vender temporalmente. 

Ikea suspende ventas en Rusia ante la avalancha de pedidosIkea suspende ventas en Rusia ante la avalancha de pedidos
  • linkedin
  • google+

Los 63,13 rublos que valía un dólar a fecha de 16 de diciembre ha provocado que se disparara la demanda, motivo por el que desde Ikea se han apresurado a suspender las ventas para poder ajustar los precios a la nueva realidad.

En principio, la multinacional escandinava ha anunciado que reactivará las ventas el sábado 20 de diciembre, fecha para la que ya se habrá aplicado el cambio en los precios de algunos productos como los muebles de cocina y electrodomésticos.

La fuerte y súbita depreciación del rublo frente a otras divisas internacionales - llegó a perder un 8,9% en una única sesión - ha provocado que se revisaran con urgencia los precios, que como ha comunicado Ikea ya se están actualizando en su página web, por lo que podrían existir diferencias con respecto al precio que aparece en las tiendas.

Una de las principales razones que explican el descalabro del rublo es la continua bajada del precio del petróleo - un 40% desde que el barril de Brent alcanzara en julio de 2014 el máximo de 115 dólares - y es que el crudo es una de la principales fuentes de financiación del país.

Ya antes de que el precio de petróleo se desplomara hasta los niveles actuales, el Banco Central de Rusia aviso de que en caso de que el valor del barril cayera por debajo de los 80 dólares, la economía rusa se estancaría. No obstante, Ikea ha subrayado que seguirá proporcionando la mejor oferta en el mercado para cada categoría de producto.