El Instituto de Estudios Económicos concluye que los gigantes de Internet pueden ser en el futuro los principales competidores de la banca

IEB: la banca tiene que digitalizarse frente a la amenaza de Google o Amazon

Gigantes tecnológicos o de Internet como Apple, Google, Facebook o Amazon, plataformas de "crowfunding" como Arborius o de intercambio de divisas entre empresas como Kantox pueden ser en el futuro los principales competidores de la banca, que tiene que darse prisa en "digitalizarse" si no quiere perder pie.  

La banca deberá "digitalizarse" para hacer frente a sus futuros competidoresSegún IEB la banca deberá digitalizarse frente a la amenaza de los gigantes de Internet
  • linkedin
  • google+

Ésta es una de las principales conclusiones de un informe elaborado por el Instituto de Estudios Económicos (IEB) y que hoy han presentado Rodrigo García de La Cruz y Antonio Herráiz, los codirectores del Programa Directivo de Innovación y Tecnología del sector financiero del IEB.

Según el estudio, la crisis financiera mundial y los problemas que ha provocado, tanto para el negocio como para la reputación de las entidades financieras, podrían ser el caldo de cultivo perfecto para que empresas como los mencionados gigantes de Internet se lancen a competir con la banca tradicional, al menos en una parte del negocio, como la transaccionalidad.

Por eso, es un buen momento para que el sector financiero se decida por la innovación, aumente la transparencia de las entidades y ponga a disposición de los clientes los últimos avances tecnológicos.

Aunque, de momento, no creen que vaya a haber un Google Bank, los autores del estudio sí consideran que ésta y otras empresas se irán introduciendo poco a poco en actividades financieras como las relacionadas con los medios de pago, y algunas ya lo hacen como Google con sus tarjetas de recarga.

El buscador ha dado un paso más en este camino, aunque sólo en Reino unido y Estados Unidos, y ofrece préstamos a sus clientes, es decir, a los que introducen publicidad en Google.

"Las empresas tecnológicas son cada vez más financieras" y los bancos "tienen que digitalizarse" si no quieren quedarse atrás y perder una parte del pastel en favor de compañías más ágiles, explico Antonio Herráiz.

En cuanto a los posibles frenos que se pueden encontrar estas empresas tecnológicas estos expertos citaron la regulación, y el escaso interés que pueden tener en meterse en nichos de mercado cuyos márgenes de beneficio sean inferiores a los que ellos estén acostumbrados.

En cuanto a las plataformas de "crowfunding" o "crowlending", una forma de financiación conjunta de particulares a pymes, son precisamente, las que suponen una amenaza más clara para el sector bancario, dado que operan dentro de uno de los segmentos más apetecibles para cualquier entidad como es el de las pymes, con el alto grado de transaccionalidad que representan, dice el estudio.

Además, estas formas alternativas de financiación reducen costes y agilizan el acceso a la liquidez, diversificando inversiones y fomentando la economía sostenible.

Los autores del estudio también identifican otra amenaza para la banca, al menos en lo relativo a la operativa con transferencias de efectivo, en el sistema Bitcoin "y en todos los que vendrán detrás", ya que gracias a ellos es posible enviar dinero de un extremo del mundo a otro "en apenas unos minutos y sin coste alguno".

Además, explicaron, el hecho de que el bitcoin no sea una moneda fiduciaria como el euro o el dólar y que no dependa de la situación económico-financiera de un país, puede generar más confianza en el usuario y hacer que acumule "bitcoins" como forma de ahorro.

En cuanto a la plataforma de divisas Kantox, el informe la considera una potencial amenaza al negocio de divisas de la banca, ya que sus comisiones son menores.