Los sectores que se beneficiarían más serían defensa o medicina

Huawei quiere recargar drones en pleno vuelo

Los sectores que se beneficiarían más serían defensa o medicina

Huawei quiere recargar drones en pleno vueloHuawei quiere recargar drones en pleno vuelo
  • linkedin
  • google+

De concretarse esta opción, la duración de los vuelos sería ilimitada. Para conseguir este objetivo, los investigadores piensan que el acoplamiento inductivo va a permitir recargar estos vehículos aéreos no tripulados mientras van desarrollando sus travesías.

Pese a que esta solución se conoce desde hace más de un siglo, actualmente se busca su aplicación a los tan conocidos drones. Mediante esta vía de recarga inalámbrica se han probado con smartphones con buenos resultados, aunque todavía no se ha podido llegar a reabastecer a los drones.

Los responsables del estudio que se realizó en el Imperial College londinense, han logrado hace poco cargar una batería externa de un drone mediante este acoplamiento inductivo. La idea fue excelente y aun mejor su resultado, siendo necesario ejecutar estos experimentos en pleno vuelo, por lo que se puedan evaluar los parámetros al mismo tiempo.

Experimento en vivo

Los ingenieros compraron un pequeño drones tipo quadcopter, después le quitaron su batería y la envolvieron con cable de cobre, después se creó una estación de carga mediante el empleo de otro cable de cobre, un circuito y una fuente de energía.

Todo no acaba aquí, pues los expertos se encargaron de reconfigurar el sistema electrónico del propio drone para que fuera compatible con el campo electromagnético original del dispositivo de transmisión. Una vez en pleno vuelo, mientras el drone estaba sobrevolando la estación de carga, el abastecimiento se realizaba mediante una antena de cobre elaborada previamente.

Se ha demostrado que el sistema electrónico del drone conseguía convertir de forma perfecta la corriente alterna en directa. La última puede recargar el vehículo aéreo sin dificultad. Los protagonistas del estudio han confirmado que la transmisión de energía vía inalámbrica permite que los drones hagan otras tareas importantes mientras vuelan.

Haría posible pues, que estos vehículos aéreos no tripulados trasmitieran energía a sensores situados en las torres y puentes que se encargan de monitorear la integridad de las estructuras.

No solo en los drones

Se está planteando extender esta tecnología a otros campos donde sea posible. Sería pues, una interesante vía para desarrollar cargadores inalámbricos adaptados a las necesidades del mundo actual. Entre sus posibles funciones, destacaría la medicina, pudiendo crear un dispositivo para el diagnóstico en miniatura, donde la energía vendría desde una fuente de tipo inalámbrico hasta el ser humano.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.