OPA valora la finalización de la asistencia financiera a la banca española

“Hay que hacer un informe público de dónde han ido a parar esos 41.300 millones del MEDE”

“El BCE y el Banco de España tienen que hacer un informe público de dónde han ido a para esos 41.300 millones de euros - asistencia financiera concedida a los bancos españoles por el Mecanismo Europeo de Estabilidad -  y cómo se van a devolver y a qué interés”, comentó a Infocif Camilo Abiétar, presidente de la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA), respecto a la reciente noticia de que el MEDE daba por finalizado con éxito el programa de asistencia financiera a España.

“Hay que hacer un informe público de dónde han ido a parar esos 41.300 millones del MEDE” “Hay que hacer un informe público de dónde han ido a parar esos 41.300 millones del MEDE”
  • linkedin
  • google+

Este programa, que se inició en diciembre de 2012, ha desembolsado un total de 41.300 millones de euros de dinero público para supuestamente recapitalizar el sector bancario español, sin embargo, desde OPA opinan que esa asistencia financiera en realidad ha sido un rescate a la banca, y que “ese dinero solamente ha servido para tapar los agujeros de los bancos, para que los bancos se refinancien”.

“Se habla mucho de rescatar a la banca, pero ¿quién rescata a las empresas que son las que generan empleo, las que generan riqueza y las que hacen que se mueva la economía y el dinero?”, preguntó Abiétar, quien argumentó que con dinero público se ha rescatado a entidades financieras que ha sido irresponsables en los años de bonanza económica y que no han pagado por su mala gestión.

“En una empresa cuando el empresario hace una mala gestión, el que tiene que asumir todos los costes y todas las responsabilidades es él, incluso llevándose por delante su patrimonio. Y sin embargo, la mala gestión de los dirigentes financieros la pagamos entre todos y eso no es nada justo”, apuntó Abiétar, que pide que se haga un listado público para ver adónde han ido a para esos 41.300 millones de dinero público.

Por otro lado, Abiétar también hizo referencia a los mínimos históricos de los tipos de interés a los que el BCE está prestando el dinero a los bancos (0,25%) – bajada motivada para que las entidades financieras abrieran el grifo del crédito a las empresas – y que no están repercutiendo en la economía real.

El BCE está prestando dinero a los bancos a unos intereses muy bajos y estas entidades financieras están vendiendo el dinero a las empresas a un precio mucho más caro. Además se lo están dando a quien menos lo necesita y a unos porcentajes elevados. No se puede permitir que las pequeñas empresas se estén hundiendo. Aquí lo que hace falta es financiación para las pymes y sin embargo esa financiación no ha llegado. Es más, en 2013 ha bajado considerablemente el número de préstamos concedidos. Más del 80% de los créditos solicitados por la pymes no se ha concedido según nuestros estudios”, señaló Abiétar.