Entrevista con Loreto Fernández, responsable del Área Académica de la Red Emprendia

“Hay que considerar el emprendimiento como una oportunidad profesional”

Para fomentar el emprendimiento es crucial hacerlo desde el inicio de la educación universitaria y, por supuesto, “el papel de los docentes es fundamental como potenciales promotores de proyectos”, confiesa Loreto Fernández, profesora del Departamento de Economía de la Universidad de Santiago de Compostela y responsable del Área Academica de RedEmprendia. 

“Hay que considerar el emprendimiento como una oportunidad profesional”“Hay que considerar el emprendimiento como una oportunidad profesional”
  • linkedin
  • google+

¿En qué consiste RedEmprendia?

RedEmprendia es la primera red iberoamericana de universidades que apuestan por fomentar la transferencia, la innovación y el emprendimiento con el objetivo de contribuir al desarrollo de la sociedad y mejorar su calidad de vida. En la actualidad, forman parte de RedEmprendia 24 universidades de siete países iberoamericanos, y contamos además con el apoyo de Banco Santander, a través de su División Global Santander Universidades, y de Universia, la mayor red de universidades de habla hispana y portuguesa.

¿Cómo surge la idea de crear RedEmprendia? ¿Qué Universidades propusieron su creación?

El origen de RedEmprendia se remonta a 2006, cuando la idea de crear una red iberoamericana orientada al emprendimiento se plasmó en un convenio entre la Universitat de Barcelona, la Universidad de Santiago de Compostela y Banco Santander. Al proyecto se sumaron otras siete universidades fundadoras (la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Cantabria, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y la Universidade de São Paulo), y en 2008 RedEmprendia se constituyó formalmente como asociación. En años posteriores se incorporaron 11 universidades más: la Universitat de València, la Universidade de Coimbra, la Universidad de Buenos Aires, la Universitat Politècnica de Catalunya, el Instituto Politécnico Nacional (México), la Universidade Estadual de Campinas, la Universidad de Antioquia, la Universidad Politécnica de Madrid, la Universitat Politècnica de València, la Universidade do Porto y la Universidade Federal do Rio Grande do Sul.

El objetivo de RedEmprendia es seguir creciendo con la incorporación de 10 nuevos socios universitarios en los próximos tres años. El primer paso en este sentido se dio en la Asamblea General de 2013, -órgano supremo de gobierno de la Red, en el que están representados todos los socios-, y en la que se aprobó la incorporación de cuatro nuevas universidades: la Universitat Autónoma de Barcelona, la Universidad de Chile, la Universidad Nacional de la Plata y la Universidade de Lisboa.

¿Cualés son los objetivos de RedEmprendia? ¿A quién pretende llegar?

RedEmprendia trabaja para convertirse en un agente de primer orden en el impulso al emprendimiento universitario en la región iberoamericana, contribuyendo a desarrollar una economía responsable y comprometida social y ambientalmente. Para ello, buscamos que nuestras acciones impliquen y beneficien a estudiantes, investigadores, docentes y empresas universitarias, abarcando todas las etapas del proceso de transferencia, innovación y emprendimiento. Los programas de RedEmprendia se orientan principalmente a la creación y consolidación de spin-off y startups basadas en el conocimiento generado en la Universidad, la formación de nuevos emprendedores y la identificación y difusión de instrumentos y buenas prácticas que traspasen las fronteras de la asociación.

¿Qué tipo de relaciones mantiene con otras Universidades?

Desde sus inicios RedEmprendia ha buscado la colaboración con otros agentes implicados en la transferencia de I+D y el emprendimiento, como la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología o Babson College (Estados Unidos), con los que mantenemos colaboración en diversos ámbitos. También hay universidades que se han sumado a proyectos concretos de la Red, como es el caso de la Universidad de Alicante, que trabaja en conjunto con la Universidad de Antioquia en la organización y promoción de las actividades del Foro RedEmprendia.

Además, desde junio de 2013, RedEmprendia es uno de los socios impulsores de unX, la mayor comunidad virtual de emprendimiento en habla hispana y portuguesa. Un proyecto del que también forman parte el Centro Superior para la Enseñanza Virtual (CSEV), el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Telefónica y Banco Santander. Conviene señalar también que en 2012 la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) incorporó a RedEmprendia al Registro de Redes Iberoamericanas, lo que supone un reconocimiento al trabajo desarrollado y abre nuevas vías de colaboración e interlocución con la Conferencia Iberoamericana y con el resto de redes reconocidas por la SEGIB, permitiéndonos poner en marcha iniciativas conjuntas en la región.

¿Qué opina del papel de los profesores en la Universidad respecto al tema del emprendimiento?

Desde las Universidades se ha hecho un gran esfuerzo por impulsar la cultura del emprendimiento, ya que han asumido con responsabilidad su función de dinamización del entorno socio-económico en el que están inmersas. Sin embargo, el resultado obtenido no puede considerarse del todo satisfactorio y aún queda mucho por hacer. Entre otros aspectos que se pueden mejorar creo que uno que resulta crucial es conseguir la implicación de todos los miembros de la comunidad universitaria, y particularmente del personal docente.

Los profesores son los que tienen un contacto más directo y frecuente con el estudiantado, por lo que juegan un papel fundamental como potenciales promotores de proyectos, transfiriendo los resultados de su investigación al mercado, y como transmisores del mensaje emprendedor. Las competencias emprendedoras son de carácter transversal y constituyen el valor añadido que requieren los empleadores al expediente académico.

Creo que el profesorado, en general, no siente que la tarea de difusión de la cultura emprendedora vaya con ellos, se limita a su función docente e investigadora (la que realmente se valora académicamente), pero cada vez más hemos de entender que somos parte fundamental en el futuro laboral de los universitarios, y en las aulas hemos de incorporar las competencias que le convierten en un verdadero profesional.

¿Cree que existe falta de fomento en esta asignatura? ¿Qué soluciones propone para cubrir esta carencia en cualquier caso?

Sin duda creo que sería muy positivo introducir en todas las titulaciones de grado una materia específica sobre competencias emprendedoras y creación de empresas. Esto permitiría a los titulados considerar el emprendimiento como una oportunidad profesional y una salida laboral, que de otra forma es poco frecuente que ocurra. El emprendimiento no es un ámbito profesional exclusivo de determinadas áreas de conocimiento como Administración de Empresas o Economía, de hecho un elevado porcentaje de empresas creadas a partir de los resultados de la investigación académica provienen de otras titulaciones, y a ello contribuiría en gran medida que los promotores dispusieran de una cierta formación general en gestión empresarial.

Es verdad que la carencia de esta formación se puede paliar, por ejemplo, introduciendo en el equipo promotor un miembro con conocimientos en la materia o formándose al acabar el grado con cursos o masters específicos. Pero el haber cursado alguna materia en el grado, con su correspondiente reconocimiento académico –lo que le da un valor equiparable al de las demás materias-, permitiría adelantar esa necesaria formación a la etapa universitaria y que no solo los jóvenes con inquietud emprendedora sino todos los egresados se enfrentasen al mercado laboral con las competencias requeridas a un buen profesional, y no solo para desarrollar su potencial como emprendedor sino para mejorar su empleabilidad general.

¿Qué consejos podría dar al que desea emprender sin miedos?

La Universidad es el lugar en el que se forma la cantera de profesionales del futuro. No todos van a convertirse en empresarios, pero sí han de afrontar su futuro laboral con una mentalidad emprendedora, lo que implica desarrollar y entrenar capacidades y habilidades que difícilmente se aprenden en las materias regladas de los planes de estudio. En cualquier caso, creo que sería necesaria una apuesta firma por mejoran las competencias profesionales de nuestros estudiantes, ya que actualmente creo que es la mayor deficiencia percibida por la sociedad acerca de la formación universitaria.