Pago a proveedores

Hacienda podría pagar directamente a los proveedores

El Estado podría asumir de forma directa el pago a proveedores en caso de que los diferentes organismos públicos incumplieran los plazos acordados, ya sea modificando su ejecución presupuestaria o reteniendo el dinero que les correspondería en concepto de financiación, el cual utilizarían para ejecutar estos pagos pendientes.

Montoro podría retener dinero a las CCAA si no cumplen los plazos Imagen: Europa Press
  • linkedin
  • google+


En este sentido, el Estado establecería una obligación de pago antes de tomar estas medidas. Este anuncio ha sido realizado por ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, durante la clausura de la Cumbre Político-Empresarial de la Plataforma contra la Morosidad. 



Asimismo, Montoro ha señalado que desde 2012 el Gobierno ha facilitado a ayuntamientos y comunidades autónomas 1346.605 millones de euros para que estos hicieran frente a su falta de liquidez, que les impedía pagar sus deudas.



De esta cantidad, 95.700 millones han sido destinados a financiar las políticas sociales que prestan ayuntamientos y comunidades autónomas.



Por otro lado, el ministro ha destacado que el uso de instrumentos extraordinarios como el Fondo de Pago a Proveedores, el Fondo de Liquidez Autonómico, las Líneas ICO, además de otras medidas han permitido reducir la deuda comercial de las comunidades autónomas en más de un 61%, permitiendo mantener alrededor de 400.000 puestos de trabajo.



Según Montoro, estas inyecciones de liquidez se han destinado a pagar facturas pendientes, además de para sostener las políticas sociales que prestan los ayuntamientos y CC AA. A este respecto, empresas proveedoras de las áreas de sanidad, educación y servicios sociales han percibido alrededor del 70% del gasto de las Administraciones Territoriales.



Asimismo, Montoro asegura que miles de empresas y autónomos han obtenido una solidez financiera suficiente no solo para salvarse de la asfixia que les amenazaba, sino también para permitirles afrontar la recuperación y conseguir que el repunte de la actividad económica haya sido lo más rápido posible.