Hacer negocios en la República Checa

El país del este europeo representa una opción muy interesante para la inversión

Hacer negocios en la República ChecaHacer negocios en la República Checa
  • linkedin
  • google+

La República Checa es uno de los países de la Europa del Este más adecuados para poder invertir. A pesar de ello, hacer negocios en el país puede representar problemas en caso de no contar con ayuda local.

Este país es desde hace años destino para las empresas extranjeras que quieren crecer en Europa Central y del Este. Su posición de éxito hace que tenga más de 173.000 empresas checas en todos los sectores con financiación proveniente del capital extranjero.

Su posición cercana al centro industrial europeo, hace que sea una buena opción para las inversiones en logística y transporte. La pertenencia a la UE de este país es un portal perfecto para entrar en un mercado de 500 millones de consumidores. Cuenta, además, con una de las redes de transporte más avanzadas del mundo si hablamos de densidad de transporte, por lo que es un magnífico centro de distribución.

En la época de crisis la República Checa ha sido de los mejores países en afrontar la crisis. A pesar de ello sigue siendo un país complicado para hacer negocios cuando no se cuenta con ayuda local apropiada para ello.

Si se quiere iniciar una empresa, está en el puesto 140 mundial en cuanto a facilidades para crear una empresa, esta malísima posición es por la barrera que suponen los procedimientos burocráticos a los que se enfrentan las empresas en sus inicios. Las empresas deben vincularse con Czechpoint Offices, Corte de Comercio Regional y Oficina de licencias comerciales.

Un país fácil para obtener el crédito

Cuenta con una óptima cobertura de las agencias privadas, siendo relativamente sencillo obtener crédito en la República Checa, la protección de los inversionistas no es demasiado segura y los índices de divulgación y responsabilidad de los directores están por debajo de la OCDE.

Si hablamos del pago de impuestos, hay ocho pagos de impuestos corporativos que deben realizarse al año, las aportaciones al seguro social demandan 217 días para procesarlos, mientras que los impuestos para las ganancias y el IVA precisan bastante tiempo.

En cuanto al comercio en otros países lleva tiempo, ya que se necesitan 16 días para procesar los bienes al exportarlos y 17 para importarlos, debiendo preparar hasta 7 documentos antes de poder proceder a trasladar mercancías.

Debemos ser conscientes de que el cumplimiento de los contratos requiere de 611 días, exigiendo superar 27 procedimientos. Tanto el proceso como la sentencia judicial, así como su cumplimiento puede que sean muy lentos.

Si hablamos de las resoluciones de insolvencia, está ubicado en 56, 3 centavos sobre el dólar, estando por debajo de las normas de la OCDE que lo estiman en 70,6 centavos. Se necesitan 3,2 años para resolver la insolvencia. A la hora de hacer negocios, los checos no son amigos de dar respuestas directas, un comportamiento al que debemos acostumbrarnos. Es importante ser paciente y permitir que los tratos se desarrollen de forma natural.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.