Guinness, tradición y éxito cervecero

Conoce la historia de una marca que mantiene una trayectoria impecable

Guinness, tradición y éxito cerveceroGuinness, tradición y éxito cervecero
  • linkedin
  • google+

Si hablamos de la cerveza Guinness lo hacemos también de Irlanda. Estamos ante una marca que lleva más de 250 años en los cuales ha tenido protagonismo político e incluso religioso. Guinness es más que una marca, es toda una institución en el país.

Podríamos decir que Guinness es como Juan Valdez en Colombia. Es un producto arraigado a las costumbres y cultura irlandesas. Guinness es una marca top y durante muchos años se le han atribuido hasta propiedades beneficiosas, que sean verdad o no, forman parte ya del mito de esta cerveza.

Se produjo por vez primera en 1759, la stout, que creo Arthur Guinness y que consiguió destacar en un mercado, como es el cervecero de bastante competencia. Su gran sabor hizo que fuese la cerveza favorita para muchos irlandeses y del Reino Unido. Realmente pasó a ser una costumbre en la cual las personas se reunían a diario y era un auténtico sinónimo de diversión y pasar un buen rato.

Se realizó una campaña de nombre “Good for you” (buena para usted): 7 vasos, 7 días a la semana y 7 razones para tomarla (para tomar fuerza, nervios, digestión, agotamiento, insomnio y los efectos tónicos y la sangre). Esto es un ejemplo, pero más de este tipo de publicidad fueron calando en los consumidores.

Se la ha conocido por varios sobrenombres, desde “Leche materna” hasta “pan líquido” o “comida en vaso”. Todos ellos se refieren a su valor nutricional. Lo que sí es cierto es que un vaso de Guinness no es mayor en cuanto a calorías que un vaso de leche o incluso es menor al de la mayor parte de las cervezas light.

Podemos añadir que, además de esos presuntos beneficios para nuestra salud, hasta no hace demasiado tiempo, los médicos solían recomendar Guinness a las mujeres para que se quedaran embarazadas.

La espuma famosa de Guinness

Además del clásico e inconfundible sabor característico de esta cerveza que hace que se distinga claramente de otras, la crema de espuma que se forma mezclando el nitrógeno que se añade en el envase y que solo se obtiene sirviéndola correctamente es lo que realmente hace que se diferencia de otras. El contraste entre la espuma y el negro de la cerveza es todo un sello que la identificar y nos dice cómo debemos consumirla.

Servir una Guinness se puede decir que es un arte y forma parte de la magia que rodea a esta cerveza. La mítica que rodea y que ha sido comunicada de forma efectiva, es parte importante de una inteligente estrategia de marketing. Guinness, un ejemplo de diferenciación y de saber hacer, que en pleno siglo XXI se mantiene en una inmejorable salud.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.