Guía básica sobre la Ley de Emprendedores (parte I): formación en materia emprendedora

La llamada Ley de Emprendedores que se aprobó en el año 2013 supuso la regulación de una serie de medidas para promover la creación de empresa estableciendo nuevos tipos de sociedades, incentivos fiscales, bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social o reducciones de trámites administrativos.

Guía básica sobre la Ley de Emprendedores (parte I): formación en materia emprendedoraGuía básica sobre la Ley de Emprendedores (parte I): formación en materia emprendedora
  • linkedin
  • google+

Hoy vamos a comenzar a analizar la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, para conocer su contenido a fondo y la situación a día de hoy de las medidas que establece.

El objetivo de la ley es fomentar el emprendimiento tanto en cuanto a su inicio como en cuanto a su etapa de desarrollo. La primera medida que regula la ley en este sentido es la formación en materia de emprendimiento.

Aprender a ser emprendedor

Muchas veces nos preguntas si el emprendedor nace o se hace y lo cierto es que es un conjunto de ambas cosas, ya que las habilidades para emprender derivan tanto de conocimientos innatos como de conocimientos que se van adquiriendo a lo largo del proceso de formación de una persona.

En España no ha existido una normativa en relación a este tema hasta que la Ley de emprendedores reguló en sus artículos 4, 5 y 6 la “Educación en Emprendimiento”. En este sentido establece que los currículos de Educación Primaria, Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional incorporarán competencias y contenidos orientados hacia la formación en emprendimiento.

Se establece también que las Administraciones educativas fomentarán medidas para que el alumnado participe en actividades que le permitan afianzar el espíritu emprendedor, el trabajo en equipo, la creatividad, la iniciativa, la confianza y el sentido crítico.

Emprendimiento en todos los niveles educativos

Es evidente que no se puede enseñar a emprender de la misma forma a nivel de primaria que a nivel universitario. Por lo general, a los niños más pequeños se les enseñan competencias emprendedoras a través de juegos y proyectos. En niveles universitarios se realizan actividades más prácticas por las que se aprende a crear y desarrollar un proyecto emprendedor.

Actualmente, en base a los datos publicados por el diario El mundo, el estudio del emprendimiento en la ESO y en Bachillerato depende del lugar en el que se estudie. Cataluña es la provincia en la que se favorece más el emprendimiento, seguida de Andalucía y Navarra. Sin embargo, el País Vasco y Galicia son las dos provincias donde menos se apuesta por la formación en emprendimiento.

En general el emprendimiento es una asignatura optativa que nació con la famosa Ley Wert  (LOMCE) que se llama de diferentes maneras: Iniciación a la Actividad Emprendedora y Empresarial, Economía de la Empresa o Fundamentos de Administración y gestión.

En cuanto al nivel universitario, el Grado de Leinn (Liderazgo Emprendedor e Innovación) creado por la empresa de innovación educativa Teamlabs, fue uno de las titulaciones universitarias oficiales pioneras.

Actualmente, gran parte de las universidades españolas ofrecen programas de apoyo a emprendedores como la Universidad Complutense de Madrid que creó Start UCM como centro de apoyo al emprendimiento y aceleradora de proyectos o la Universidad Autónoma de Barcelona que creó UAB Emprèn con el objeto de impulsar proyectos de negocio de universitarios.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.