Se lleva el 20% del capital

Grupo Wanda se convierte en el nuevo accionista del Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid termina de recibir una “inyección económica” tras cerrar un acuerdo con el Grupo Wanda de Wang Jianlin, nuevo accionista del conjunto rojiblanco que se hace así con el 20% del capital social del club.

Se lleva el 20% del capitalEl Atlético de Madrid termina de recibir una inyección económica tras cerrar un acuerdo con el Grupo Wanda
  • linkedin
  • google+

El acuerdo firmado este 21 de enero en Pekín cubre el objetivo de ampliar el capital del club impuesto por la Liga, ya que había superado el techo de gasto de la plantilla en cinco millones de euros.

Así lo explica el club en un comunicado: "Dalian Wanda Group ha alcanzado un acuerdo con los accionistas mayoritarios del Club Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín y Enrique Cerezo Torres, para participar en el capital social del club. La entrada del Grupo Wanda en el capital permitirá al Atlético de Madrid reforzar el balance del club de forma muy significativa, a la vez que acelerará el crecimiento de su marca a nivel mundial”.

Ambas partes han llegado al acuerdo de que dicha operación se realice a través de la emisión de valores, lo que dará como resultado que la totalidad de los fondos del Grupo Wanda se convertirán en fondos propios del club madrileño.

Asimismo, el club colchonero explica el compromiso que asume el Grupo Wanda de suscribir un número de acciones que represente una participación del 20% del capital social del club, con una inversión de 45 millones.

El grupo empresarial chino Dalian Wanda Group -propiedad del magnate Wang Jianlin- es líder en sectores como el entretenimiento, hoteles e inmobiliarias, con una gran presencia en el mercado nacional y un potencial crecimiento en Estados Unidos y Europa.

Sus activos se sitúan en los 62.000 millones de dólares (más de 56.000 millones de euros), un negocio anual que alcanza los 30.000 millones de dólares (26.000 millones de euros) y con unos beneficios que superan los 2.000 millones de dólares (unos 1.700 millones de euros).