A la edad de 26 años Alejandro León dejó su trabajo en un banco para fundar una ONG

Grupo 2013, una empresa social nacida de la crisis

Grupo 2013 es una ONG, o como la definió su fundador Alejandro León una “empresa social”, que nace a consecuencia de la crisis económica y precisamente para dar respuesta a esas inclemencias sociales que estaba generando. 

Grupo 2013, una empresa social nacida de la crisisGrupo 2013, una empresa social nacida de la crisis
  • linkedin
  • google+

La historia de Alejandro es la de un joven comprometido con su tiempo y con sus gentes, que disconforme de cómo estaban respondiendo los bancos a la crisis, decidió dejar su trabajo, precisamente en una entidad financiera, para montar “una empresa social que promoviera un modelo en el que no se maximizara solo el beneficio, sino que también aportara algo a la sociedad”. Una de las cosas más llamativa de esta mutación, es que por aquel entonces - noviembre de 2009 -  Alejandro contaba con la temprana edad de 26 años.

Los proyectos de Grupo 2013, repartidos por España y Latinoamérica, nacen con la idea de intentar romper lo que Alejandro denomina “el círculo vicioso de la pobreza”, que dice que como no hay consumo, no hay inversión, no hay productividad y hay pobreza.

Por lo tanto, esta ONG intenta romper este círculo con proyectos, como por ejemplo, becas para niños que “fomentan el ahorro en las familias y que los niños puedan continuar su educación”.

Grupo 2013 pone mucho énfasis en la educación de los chavales, que en palabras de Alejandro, mejorará la productividad de la sociedad. En este sentido, en Madrid dan clases gratuitas de las diferentes materias escolares, siempre impartidas por voluntarios que no cobran nada por ejercer esta labor.

Por otro lado, también mandan libros a países en desarrollo “para aportar formación a aquellos que no la pueden recibir”, explicó Alejandro.

Una de las iniciativas más innovadoras y rompedoras es sin dudad su librería gratuita de Madrid, de nombre Tuuu Librería, que permite a todos los lectores llevarse cuántos libros deseen y sin tener que pagar por ellos. Este concepto tan disruptivo se sostiene mediante donaciones, bien sea en forma de libros o de dinero.

La idea es que todo el mundo aporte de una manera u otra”, comentó Alejandro, a quien el tono de la voz se le oscurece, cuando le preguntamos por la situación de las familias y sobre todo de los niños, a los que la crisis está golpeando con mayor crudeza. 

“En España existen familias en las que la situación es muy dura. Por ejemplo, hay familias que no les dan dinero a sus hijos para el comedor y que como no tienen becas, pues los niños se quedan sin comer”, se lamentó Alejandro.

Para intentar dar solución a parte de este problema, el grupo va a lanzar una aplicación para móviles llamada Ufeed, que a través del teléfono permite hacer “pequeñas donaciones para causas benéficas”.

Alejandro no se quiso despedir sin comentarnos que dentro de poco esta ONG pasará llamarse Yooou, en lugar de Grupo 2013, aunque por lo demás, el grupo se mantenga igual.