Green Marketing: qué es y cómo puede ayudar a una empresa

El green marketing es una de las derivaciones del marketing a la que más importancia se le da en las agencias de comunicación y las grandes corporaciones de medio mundo; un sistema para promocionar artículos o servicios haciendo un especial énfasis en su carácter ecológico y sostenible con el medio ambiente.

Green marketingGreen Marketing: qué es y cómo puede ayudar a una empresa
  • linkedin
  • google+

¿Nunca os habéis fijado en las bolsas biodegradables de los supermercados, en los anuncios donde se especifica que el producto en cuestión respeta el entorno natural o que el electrodoméstico de turno tiene un menor consumo, con lo que además de gastar menos, genera menos CO2? Pues éstos son algunos de los ejemplos más frecuentes de la publicidad verde o green marketing, una técnica que desde hace 35 años está metiéndose cada vez con mayor éxito en la mentalidad de los consumidores.

Se trata de una modalidad de marketing en la que cada apartado y actor participante tiene su importancia vital:

  • Productor

    Los productores son la clave de este marketing, pues sin ellos no habría negocio que explotar por parte de las agencias especializadas. Deben procurar sacar al mercado productos elaborados sin aditivos sintéticos, con un respeto evidente al medio natural, reutilizando recursos y evitando contaminación; y también deben colaborar directamente de alguna otra manera por la causa, como podría ser realizando campañas concienciadoras, programas de protección medioambiental, cesión de parte de los beneficios a proyectos de terceros, etc. En definitiva deben ser empresas comprometidas realmente por mejorar el entorno en el que nos encontramos.

  • Costos

    Por líneas generales aquellos productos que se encuentran fuera del marketing verde tienden a llevar aditivos químicos o cuentan con gastos o emisiones peligrosas; ¿por qué? Pues porque haciendo las cosas mal van a sacar mayor beneficio económico; son conscientes de que el consumidor medio da preferencia al precio sobre la calidad. De ahí que los precios de los productos “green” suelen ser más elevados, pues requieren de mayores cuidados. Además de ello existe una percepción de que cuanto más costoso la diferencia con el producto estándar es mayor. Es decir, que un precio más elevado, además de ser necesario por los gastos derivados, se convierte en una herramienta de diferenciación.

  • Red de ventas

    A día de hoy podréis encontrar productos verdes y ejemplos de green marketing en cada esquina. No obstante, lo productos de firmas especializadas suelen ofrecer sus catálogos en tiendas específicas y en general en el mercado local, dejando las grandes superficies a los grandes del sector, aquellas firmas que han sacado una “línea verde” para comer más trozo del mercado.

  • Comunicación

    Los artículos potenciados por el green marketing necesitan de técnicas específicas de promoción, dando una importancia vital a todo aquello que pueda relacionar la empresa a la defensa del medio ambiente. Por ejemplo, si la compañía en cuestión cuenta con algún tipo de certificación oficial ésta podrá ser empleada como herramienta de comunicación en las campañas; y lo mismo sucede con los posibles patrocinios realizados a organización ecologistas y demás. Este tipo de marketing vende la imagen de que las empresas del sector son “verdes” y tienen una especial relación con la naturaleza.

Cómo puede ayudar el green marketing a una empresa

Anteriormente os comentaba en qué consiste el green marketing, pero, ¿cómo puede ser esto empleado en beneficio de una empresa? Tened en cuenta que obtener este tipo de certificaciones y seguir los procesos de fabricación y operatividad tan exigentes para ser catalogados como “green” debe llevar aparejados algunos beneficios. Pues ni más ni menos, ahí van los principales:

  • Mejora de imagen pública

    No hay dudas en que un cambio de imagen hacia lo ecológico hace que la percepción de la empresa de cara al público se vea potenciada enormemente. Y claro está que una mejora de fachada hará que los productos se vendan más, pues abarcarán un nicho de mercado adicional; el de los consumidores concienciados.

  • Mayores beneficios económicos

    Como os comentaba en un punto anterior los productos verdes o ecológicamente sostenibles son más costosos, pues por lo general su coste de producción suele ser más alto. Y claro, los márgenes también se amplían, pues al no competir por precio no hay tanta presión al respecto. El consumidor da por hecho la relación ecológico o bio-sostenible con coste adicional. De ahí que las empresas puedan aprovecharse en este aspecto.

  • Más clientes potenciales

    El green marketing tiene la cosa buena de que facilitará que las empresa puedan vender al cliente que no está concienciado, pues verá un producto de calidad; y al mismo tiempo al cliente preocupado con los productos ecológicos. Una estrategia “win-win”.

  • Prestigio

    Independientemente de que los consumidores puedan ser o no acivistas en pro del medio ambiente y de los productos ecológicos la percepción que llega al gran público es que esa firma sí se preocupa por un problema existente que puede afectarnos a todos.

En definitiva el green marketing se trata de una de las mejores alternativas de marketing existentes a día de hoy, pues por una parte ayuda a mejorar el medio ambiente poniendo su granito de arena, y por otra parte genera más cualidades positivas (anteriormente indicadas). Sus resultados pueden ser espectaculares si las campañas se mezclan con el marketing de guerrilla.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.