Confianza y empatía con los consumidores, claves de éxito

Graba tu marca en la mente de tus clientes

La mayoría de los consumidores no compran sólo por el precio, sino que existen otras variables que les empujan a la compra como es la confianza y la empatía que tengan con la marca personal o imagen de la firma, asegura David Gómez, gerente de Dulantzi, una consultoría en formación y redes sociales. 

Graba tu marca en la mente de tus clientes Graba tu marca en la mente de tus clientes
  • linkedin
  • google+

Importancia de la marca

“Aquello que la gente dice de ti cuando no estás”, es la definición más exacta de lo que es una marca personal, que es en lo que se basa toda la credibilidad de tu empresa, señala este especialista de Marketing. 

"El 80% de las compras que se realizan son fruto de un proceso emocional, por lo que es necesario que los consumidores sientan confianza y empatía con la firma", apunta David.

Según explica el responsable de Dulantzi toda empresa que desee dejar una huella en la mente de los clientes debe generar contenidos, mostrar lo que hace, para que el consumidor se acerque, elija y compre. Es decir, utilizar lo que se denomina Marketing de atracción.

Ingredientes esenciales

Para conseguir que tu marca sea un reflejo de lo que eres, de lo que quieres llegar a ser, o de lo que te gustaría que los clientes vean en tu firma, hacen falta tres ingredientes esenciales: coherencia, dedicación y consistencia.

Coherencia

La gestión de una marca personal no tiene nada que ver con lanzar una campaña publicitaria diciendo “lo bueno que eres”, porque de lo que se trata es de cambiar y fortalecer la percepción que los clientes tiene de ti. Esto sólo se puede conseguir si todas las acciones - lo que haces y lo que dices - llevan la misma línea.

En caso contrario, los clientes se darán cuenta de la "incoherencia" perdiendo credibilidad y consiguiendo el efecto opuesto a lo pretendido. David Gómez, destaca que si no hay coherencia, “no hay confianza y no hay cliente”.

En este sentido, pone como ejemplo a Coca Cola, compañía que ha estado durante años predicando que su mayor preocupación son "las personas” y, en estos momentos, y ante el despido de un elevado número de trabajadores en su empresa, “no ha transmitido coherencia entre lo que dice y lo que hace, por lo que ha entrado en una crisis de reputación".

Dedicación

Cuidar la marca personal debe ser una labor continua en el tiempo. Fundamental es mantenerse siempre alerta y observar la evolución de la marca en la mente de los consumidores, realizando las correcciones pertinentes en tus palabras y comportamientos, con el objetivo de ir afianzando la marca en la línea más adecuada.

Hay que olvidarse del refrán que dice “cría fama y échate a dormir”, pues dada la fuerte competencia que existe hoy en día, “cualquier otro podría adelantarte y ocupar tu lugar”. Además, el consumidor se decanta por marcas activas que ofrezcan cosas nuevas cada día, que les aporten novedades y que cautiven sus emociones. Con esto último las firmas consiguen despertar el interés sobre sus productos y “entrar en la mente de los clientes”, apunta este experto en Marketing .

Consistencia

Este ingrediente, quizá sea consecuencia de la coherencia y la dedicación. Para que una marca llegue a forjarse en la mente de los consumidores hace falta "que las acciones no sean pasajeras, sino que sigan una línea clara, constante y persistente, si quiere sobrevivir a los posibles avatares o problemas que puedan surgir".

David pone como ejemplo que si tu trabajo se ha caracterizado por la rapidez en el servicio y un día, de manera puntual, cometes un fallo, un cliente habitual puede olvidar este hecho y no darle importancia. Sin embargo, un cliente que no conoce de nada de la empresa o es la primera vez que trabaja con la firma, puede ser un cliente perdido.

"En un mundo cada vez más virtual y global, la marca personal y la percepción que los demás tienen de nosotros, corre más y es más válida de lo que somos realmente, de ahí la importancia de que ambas converjan”, comenta.

"La verdadera marca es la que vende, genera contenidos, es transparente y consigue que los clientes se acercan, se interesen y compran el producto”, concluye David Gómez.