Grandes empresas y pruebas para dar o no un empleo

Acumular conocimientos ya no es tan decisivo como tener una forma original de pensar, y saber adaptarse o salir de diferentes situaciones, para optar a un puesto de trabajo.

Grandes empresas y pruebas para dar o no un empleoGrandes empresas y pruebas para dar o no un empleo
  • linkedin
  • google+


Hace tiempo que acumular conocimientos ya no es garantía de acceso a un puesto de trabajo. Las grandes empresas buscan personal con iniciativa, capaz de resolver situaciones con originalidad y que se adapte a diferentes actividades con recursos propios; saber es importante, pero hoy en día se pide más.



Son varias las grandes empresas que destacan por las curiosas pruebas que plantean a los candidatos a sus vacantes de empleo; preguntas curiosas con respuestas que suelen ser obvias pero a las que cuesta llegar, suelen ser de las más habituales.



Entrar en una gran compañía no es fácil, de hecho en nuestro país a día de hoy, aspirar a un puesto de trabajo es algo complicado, poca oferta de empleo, multitud de candidatos esperando el puesto que tanto anhelan para salir de su crisis personal. Preparar currículums y enfrentarse a las entrevistas con Recursos Humanos es toda una carrera de fondo, para la que los candidatos se preparan a conciencia, y en el proceso, pasan por multitud de intermediarios que con la crisis han salido a la luz.



Pero si hay algo realmente complicado es entrar a una gran compañía; pasar el proceso de selección de personal es cuanto menos un reto que puede resultar divertido y enriquecedor si nos lo tomamos con filosofía.



Un ejemplo reciente de este tipo de prueba-desafío a los aspirantes a un empleo lo encontramos en la compañía tecnológica Dyson, que para comprobar qué candidatos merecen la pena para su empresa lanzaron un vídeo de forma pública, primera fase de las cuatro que proponen para poder llegar hasta ellos, un vídeo con el que todo el mundo puede participar en su “reto”.



Según las palabras de la voz en Off, el vídeo de Dyson nos dice: "Nuestra filosofía es hacer que las cosas funcionen mejor. Así que, para contratar a nuevos talentos, teníamos que encontrar la forma de hallar a gente que piense como nosotros. Por eso hemos hecho el desafío de selección de personal 'Rethinkers'. No se trata de pensar de forma inteligente, sino de actuar de forma inteligente. ¿Tienes lo que hace falta? La clave de todo el proceso está escondida en este vídeo. Encontrarla es una cosa. Solucionarla es otra. Bienvenido a 'Rethinkers' de Dyson. Buena suerte".





Otras grandes compañías que destacan en estas “pruebas” son Facebook y Google, por ejemplo. La primera incluyó en su batería de preguntas a los candidatos una curiosa, y cuyo objetivo era que el candidato respondiera reflejando la filosofía de la empresa. La pregunta era: "En tu mejor día de trabajo, ese en que llegaste a casa y pensaste que tenías el mejor empleo del mundo, ¿qué hiciste?". Para acertar había que responder algo así como: "Dar a la gente el poder de compartir y hacer del mundo un lugar más abierto y conectado", justo lo que Facebook nos permite hacer las 24 horas del día.



Por su parte, Google ha optado en sus procesos de selección por incluir preguntas bastante locas, como por ejemplo: “Imagina que te encogen hasta que alcanzas el tamaño de una moneda de cinco céntimos, pero tu masa es reducida de modo que la densidad sigue siendo la que tenías en tu tamaño original. Te tiran a una batidora y tienes 60 segundos antes de que las cuchillas empiecen a girar, ¿cómo te libras de que te atrapen?”. La respuesta es obvia, aunque no para todos, y son los que sepan dar con ella los que Google busca para sus oficinas: “Los músculos siguen siendo fuertes (por la densidad), así que podrás saltar y evitar las cuchillas incluso con ese tamaño”.



Otras de sus preguntas son del tipo: “Tenemos tres mujeres en bañador, donde dos están tristes y sonríen y una contenta que llora, ¿qué es lo que ocurre?” o “Un hombre empuja su coche hasta el hotel donde pierde todo su dinero, ¿qué ha ocurrido?”; si pensamos en un concurso de belleza, en el que hay una vencedora emocionada por su triunfo y dos perdedoras, llevando la derrota como pueden, para la despejar la primera pregunta, y luego optamos por responder que el hombre está jugando al Monopoly para resolver la segunda, estaremos cerca de pensar como Google espera que lo hagamos.



En estos casos, las empresas no buscan siempre respuestas correctas, más bien quieren soluciones originales e ingeniosas, por lo que no hay una sola respuesta correcta pero sí son determinadas respuestas las que interesan a sus responsables.



Sea como sea, en ocasiones, dar el perfil para un puesto de trabajo y pasar las pruebas de selección es cuanto menos una aventura llena de ingenio y, por qué no, divertida y curiosa.



 



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.