Entrevista a Roger Dobaño, CEO de Getquipu

Getquipu optimiza el tiempo en la facturación de tu negocio

¿Cuántas veces se pierden las cuentas administrativas de un negocio? Papeles por aquí, papeles por allá. Getquipu nace para solucionar este problema. Se trata de una startup que propone “optimizar el tiempo invertido en la parte administrativa para que el usuario pueda disfrutar de información en tiempo real de lo que sucede en su negocio”, cuenta Roger Dobaño, ceo de la compañía. 

Entrevista a Roger Dobaño, ceo de GetquipuGetquipu propone optimizar el tiempo invertido en la parte administrativa de un negocio
  • linkedin
  • google+

¿Qué es Getquipu?

Es un software de facturación para empresas, autónomos y gestorías. Lo que hacemos nosotros get.jpges optimizar el tiempo invertido en la parte administrativa, tanto para empresas como para autónomos, ya que el usuario puede disfrutar de información en tiempo real de lo que sucede en su negocio.

Para los autónomos, autocompletamos los modelos tributarios, de forma que tú subes la información en Getquipu y los impuestos se ordenan solos y además somos compatibles con el software de contabilidad, de forma que, eventualmente, una empresa o gestoría puede importar la información que el usuario procesa a diario en su software de contabilidad.

¿Cómo surge la idea de crear este tipo de negocio?

Al principio, vimos que había una falta de herramientas que fueran útiles para autónomos y para las pymes, además de una gran desinformación y un gran desorden. La gente apenas sabía hacer una factura.

Lo que quisimos fue fabricar una herramienta lo suficientemente fácil, totalmente alejada del software de contabilidad puro y duro, y sencilla para que el usuario experto o no pueda llevar a cabo la gestión diaria de sus empresas.

¿Cuánto tuvisteis que invertir en el proyecto?

Relativamente poco, porque fuimos soportados por una aceleradora en la que estábamos. Levantamos una ronda de inversión valorada en 600.000 euros.

¿Por qué llamáis a vuestro proyecto ‘Getquipu’?

‘Quipu’ es el ábaco que usaban los antiguos incas, simboliza las herramientas de contabilidad que usaban en su momento un poco ya modernizada.

¿Cuándo se funda la empresa oficialmente? ¿Y cuánto ha crecido desde entonces?

En julio del año pasado. Ahora mismo tenemos más de 500 usuarios de pago y otros tantos centenares de prueba. Durante el primer periodo, en la etapa de desarrollo, nos dedicamos a validar nuestra herramienta y desde hace ya seis meses nos hemos focalizado en captación. La empresa crece un 20% mensual aproximadamente.

¿Habéis pensado en una posible internacionalización del negocio?

Nuestra intención es que a partir del segundo trimestre del año que viene empezar a atacar el mercado francés. La idea es acabar de validar nuestros servicios en España para poder traspasarlo a otros países.

¿Qué puede ofrecer Getquipu a pymes y autónomos que no ofrezcan otras empresas?

Por un lado, nuestro punto de partida fue la usabilidad, es decir, nosotros nos hemos propuesto crear una herramienta que fuera realmente simple y fácil de usar, contra el software más clásico vinculado a un perfil más experto.

Y por otro lado, vamos a empezar a trabajar con integraciones de ecommerce. Es decir, nos vamos a integrar con plataformas ecommerce, de forma que una persona que tenga un ecommerce y hace una venta, la información final de facturación entrará en Getquipu donde podrá tener todo esto centralizado de forma automática.

       facturacion.jpg

¿Por qué os considerarías diferentes en el mercado?

Especialmente por la parte de usabilidad, ya que al final, somos un software hecho por emprendedores y para emprendedores. Para gestorías, lo que hemos hecho es desarrollar un módulo específico para ellas que ahora mismo en el mercado no existe. Una gestoría tienes sus clientes y nosotros actuamos como intermediarios, es decir, somos una mejora desde el canal de comunicación y flujos de trabajo entre ambas partes, de forma que ambos pueden entrar en la plataforma e interactuar sobre ella.

Claves del éxito de Getquipu

Es una herramienta que está abriendo mercado, que todavía no ha dado el boom, pero que juega en un segmento de mercado muy amplio.