Factoring y descuento de pagarés, productos que aportan liquidez a los emprendedores

Gedesco ofrece financiación a las empresas de reciente constitución

Gedesco, la empresa especializada en la financiación de circulante para empresas y autónomos, otorga liquidez también a los negocios de nueva creación.

Gedesco ofrece financiación a las empresas de reciente constituciónGedesco ofrece financiación a las empresas de reciente constitución
  • linkedin
  • google+

Encontrar financiación para las empresas y autónomos en el contexto actual español es difícil, pero aún más si se trata de un negocio nuevo, que no cuenta con un historial crediticio ni de resultados publicados. Por ello, Gedesco ha decidido apostar por la financiación de empresas, autónomos y pymes que han empezado recientemente su actividad empresarial a través de Factoring Gedesco y de descuento de pagarés.

¿Por qué esta empresa es capaz de dar liquidez a unas empresas cuyas características hacen que otras entidades les cierren las puertas? La clave está en la forma de medir el riesgo a la hora de conceder fondos. Gedesco no analiza la solvencia del cliente, sino la capacidad de pago del emisor de la factura o del pagaré que quiere descontar.

Para obtener éxito en el mundo de los negocios es necesario medir. Por ello, la apuesta de esta empresa financiera por los nuevos negocios también se refleja en el lanzamiento de un servicio, junto con Infocif, para publicar mensualmente los datos de nuevas empresas creadas en España.

Alternativa para muchas empresas

Gedesco se ha convertido en la alternativa para la financiación de gran número de empresas que encuentran cerrado el grifo de la liquidez en las entidades bancarias. Buena prueba de ello es el fondo de 30 millones de euros para financiar a empresas que se encuentran en situación de concurso de acreedores y que también se enfrentan a graves problemas para lograr liquidez para sobrevivir.

Los servicios financieros de Gedesco tienen características especialmente útiles para negocios nuevos o que se encuentran en una situación especial, como el caso de los concursos de acreedores. Tanto el factoring como el descuento de pagarés permiten convertir los saldos pendientes de cobro de los clientes en liquidez y, además, no incrementan la deuda ni el riesgo vivo de la empresa, ya que es la propia financiera la que asume el riesgo en caso de impago.