Controla el 60% del capital

Gabriel Escarrer reduce del 60% al 55% su participación en Meliá

Gabriel Escarrer Juliá, fundador de Meliá Hotels, ha decidido reducir del 60,4% al 55,2% su participación en el capital de la cadena mediante Hoteles Mallorquines Consolidados. Este hecho se debe a la reducción de su participación en un millón de acciones.

Gabriel Escarrer Juliá decide reducir del 60,4% al 55,2% su participación en el capital de Meliá HotelsGabriel Escarrer Juliá, fundador de Meliá Hotels Internacional
  • linkedin
  • google+

Estos son los datos que figuran en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), unos datos que aclaran además que, en el porcentaje anterior no va incluido los 9,4 millones de títulos que la Familia Escarrer -accionista de control- ha prestado a la cadena.

Según explica la cadena hotelera, la operación de la transmisión de títulos como préstamo a la autocartera de Meliá se hace con el objetivo de atender a la conversión de bonos versátiles.

En total, la familia Escarrer controla el 60,003% del capital tras la ampliación, el resto se reparte entre autocartera e inversores: Polygol Global Partners (2,21%), Citadel Europe (1,6%), BNP Paribas (1,4%), Castle Creek Arbitrage (1,97%), entre otros.

La ampliación del capital fue por un importe de 2,85 millones de euros a través de la emisión de 14,27 millones de acciones ordinarias de nueva emisión. Con esta operación, la cadena espera cerrar 2014 cumpliendo con el objetivo de “desapalancar” su situación financiera y reducir en 170,5 millones su deuda neta.

Además de sanear sus cuentas, prevé continuar con la rotación de activos por un importe mínimo de entre 100 y 125 millones y también mantener el coste de la deuda por debajo del 5%.

En ese sentido, las expectativas económicas de Meliá Hoteles no fueron tan negativas en los nueve primero meses de 2014, puesto que obtuvo un beneficio atribuido de 34,9 millones, un 55,6% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Esta cadena comenzó su andadura en un pequeño hotel de 60 habitaciones ubicado en la isla de Mallorca cuando Gabriel Escarrer tenía apenas 21 años.