Caixabank ya tiene 20.000 pulseras electrónicas distribuidas

Fuerte crecimiento del pago con dispositivos ‘contactless’

El pago en comercios con dispositivos sin contacto empieza a coger impulso en España. Esta nueva forma de pago, que activa el pago con sólo acercar el dispositivo o tarjeta a un datáfono especial, no para de crecer. Caixabank ha explicado que 20.000 clientes disponen ya de su propia forma de pago ‘contactless’, que en este caso consiste en una pulsera de varios colores.

Fuerte crecimiento del pago con dispositivos ‘contactless’Fuerte crecimiento del pago con dispositivos ‘contactless’
  • linkedin
  • google+

La entidad bancaria catalana ha explicado que ya son 20.000 los clientes que utilizan sus pulseras Visa ‘contactless’ para pagar en comercios, principalmente en Barcelona y Madrid, con lo que han superado sus propias expectativas en cuanto a la implantación de este producto de pago sin contacto.

Caixabank ofrece a sus clientes solicitar cualquiera de sus tarjetas de crédito y débito de Visa en formato de pulsera electrónica, que están disponibles en cuatro colores: naranja, fucsia, azul y negro.

El pago electrónico sigue siendo un mercado emergente en España. El banco explica que en el tercer trimestre ha aumentado un 13% la facturación con tarjetas, mercado en el que es líder español, con una cuota del 22%.

Un sector emergente

Visto el empuje del pago por medios electrónicos, Caixabank ha lanzado incluso una pulsera ‘contactless’ en formato prepago para que los clientes las puedan regalar estas Navidades.

Las pulseras electrónicas facilitan realizar pagos en comercios con la misma seguridad que el equivalente en formato de tarjeta pero sin introducirla, sino sólo acercándola a un dispositivo de cobro. Sólo es necesario teclear un PIN para realizar pago por encima de los 20 euros.

Los distintos formatos de pago ‘contacless’, entre los que se incluyen tarjetas, ‘wallets’ y otros elementos, están ganando terreno en España. Hace sólo unas semanas, Ovidio Egido, director general de MasterCard, explicaba que alrededor del 9% de la población española dispone ya de alguno de estos nuevos medios de pago.