Las startups y el negocio de la alimentación

Como cualquier revolución de las que hemos vivido en los últimos tiempos, ésta también viene de la mano de la tecnología, y sobre todo de las aplicaciones, esas herramientas que ya lo hacen prácticamente todo por nosotros.

Las startups y el negocio de la alimentaciónLas startups y el negocio de la alimentación
  • linkedin
  • google+

La conocida como Foodtech es la revolución que están creando determinadas startups en el mundo de la alimentación, y que no pretende otra cosa que modificar las costumbres de los consumidores a la hora de comer.

Hay para todos los gustos, rutinas o tipos de vida: las que te llevan la comida a domicilio, otras que hacen la compra por ti, e incluso, las hay que acuden a cocinar a tu propia casa etc.

El año 2015 fue el año en que las empresas dedicadas al Foodtech se embolsaron unos 6.000 millones de dólares en inversión, se trata de empresas que van mucho más allá de lo que se puede esperar de ellas, por ello, grandes nombres con Bill Gates, muestran su interés en ellas, lo que además ha llevado a que este tipo de proyectos tengan incluso sus propias aceleradoras especializadas.

Apuestas del y en el Foodtech

IBM ha creado Chef Watson gracias a la tecnología del Big Data; se trata de un robot de cocina que es capaz de aprenderse los gustos del usuario y cocinarle 20.000 recetas diferentes.

Por su parte, Bill Gates llegó a invertir más de 100 millones de dólares en una empresa que produce carnes y quesos a partir de plantas, Impossible Food.

El Foodtech apuesta fuerte por la Inteligencia Artificial, ya existen empresas que crean escáneres capaces de leer los nutrientes que contiene un alimento y cuál es su composición, pero no sólo esto, también puede saber cuál es su origen y cuál fue la forma en que fue procesado, una función que está muy en sintonía con las actuales demandas de los consumidores por saber qué es lo que se están comiendo.

Junto a la Inteligencia Artificial, y con su ayuda, el Foodtech también apuesta fuerte por la personalización. Startups que son capaces de fabricar cerveza al gusto del consumidor, como IntelligentX, o las que fabrican neveras con una tecnología que avisa los usuarios si les van faltando alimentos, de cuáles han abusado y de cuáles deberían consumir más, para llevar una alimentación saludable y equilibrada, son ya una realidad.

JustEat, éxito logrado con cautela

JustEat es una compañía de origen danés que a lo largo de sus 15 años de vida ha cosechado un éxito rotundo, convirtiéndose en todo un gigante de la entrega de comida domicilio.

Con sus 16,6 millones de usuarios la exitosa compañía entrega comida en 15 países. Sus ingresos llegan principalmente de restaurantes y clientes, quienes durante 2015 llevaron a la empresa a gestionar 96,2 millones de pedidos y a alcanzar una facturación de 320,4 millones de euros.

Aunque sus cifras actuales marean a cualquiera y sus planes de futuro siguen un ambicioso camino, no hay que olvidar que su despegue fue pausado, que cada uno de sus pasos hacia el éxito se dio con cautela.

Cuando surgió en 2001 era una pequeña empresa gestionada por cuatro amigos daneses, amigos que supieron actuar con precaución en plena burbuja tecnológica. Los creadores de JustEat buscaban una empresa sólida, no rápida.

Tuvieron que pasar algunos años para que la empresa comenzara a despegar y recibir inversiones, pero en poco tiempo estaban pasando de acceder a rondas de financiación a ser ellos mismos los inversores y compradores. Conocido es, que JustEat acabó adquiriendo a la española La Nevera Roja.

Para el CEO de JustEat, el ecosistema del Foodtech está creciendo en número, gracias a nuevas y muy variadas empresas por lo que el sector, además de acumular éxitos, va madurando, lo que nos deja con una actualidad que se está poniendo realmente interesante.

Dentro del ADN de JustEat hay algo muy claro: tecnología y alimentación siempre están presentes en la compañía. Así que, en su afán por avanzar en este terreno, la empresa ha creado su propia aceleradora, una que impulsa a aquellas empresas con proyectos de aplicaciones que aúnan el ámbito de la tecnología siempre aplicada a la industria de la alimentación.

Primero el Fintech, luego el Foodtech

De forma previa esta revolución Foodtech,  se dio en España la revolución Fintech, que no es más que la actividad en la cual las empresas emplean las tecnologías de la información y la comunicación para ofrecer servicios financieros de forma menos costosa y más eficaz.

Son startups que dominan las nuevas tecnologías y que buscan captar parte del mercado que está dominado por grandes empresas. En estos casos, las startups tienen la mano ganada, ya que dichas compañías son lentas y poco innovadoras, sobre todo en cuanto a las nuevas tecnologías se refiere.

Tras este tipo de startups, es el momento indiscutible de las FoodTech, que saben aplicar ese dominio tecnológico en empresas relacionadas con la alimentación.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.