Bebés afortunados, bebés que tienen su propio spa

En Madrid los bebés disfrutan de su propio spa gracias a la primera franquicia europea de Baby Spa, que llegó a la capital, tras varios años funcionando en Reino Unido. 

Bebés afortunados, bebés que tienen su propio spaBebés afortunados, bebés que tienen su propio spa
  • linkedin
  • google+


Hace meses que acabó el verano, ¿ya vamos pensando cuándo podremos tomarnos un respiro de nuevo? Seguro que una sesión de spa no nos vendría mal. En Madrid podemos encontrar uno muy especial, aunque no para los más mayores. Baby Spa Madrid es el proyecto de una exprimentada nadadora que acerca a los recién nacidos los beneficios de la flotación y la hidroterapia.



Baby Spa Madrid es un centro de spa dedicado a los más pequeños de la casa; sus instalaciones y servicios están adaptados a los bebés desde los dos días de vida y hasta los seis meses de edad. Su oferta, además de contar con los beneficios de la flotación y la hidroterapia, se completa con sesiones de masajes terapéuticos.



Los primeros meses de un bebé son tan emocionantes como agotadores, todo es nuevo para la familia y gracias a este especial spa, los más pequeños pueden entablar contacto con el agua de forma agradable. Sintiéndose seguros, se familiarizan con una actividad que en ocasiones no les motiva mucho, como es el contacto con el agua. Seguro que más de uno hemos vivido una ducha infantil que se ha convertido en una lucha porque el agua no gusta o asusta.



Servicios y beneficios



Desde Baby Spa Madrid ofrecen varios servicios para los recién nacidos que no solo les ayudan a familiarizarse con el agua, sino que además son una oportunidad única para ofrecerles múltiples beneficios que les van a ayudar mucho en su desarrollo y evolución.



Por un lado, las sesiones suponen una experiencia sensorial que fomenta el desarrollo cerebral y físico y ayuda a crear un vínculo más fuerte entre padres e hijos. Además, los movimientos que los bebés realizan dentro del agua fortalecen los músculos, la estructura ósea y les incentivan en todos sus movimientos articulares.



Por supuesto, les da oportunidad de desarrollar su seguridad en el agua desde muy pequeños, y por ello permitirles probar la experiencia de Baby Spa Madrid, para que practiquen en el agua desde su nacimiento hasta los seis meses de edad, es también muy importante y beneficiosos para ellos.



Pero no solo de agua vive el spa. Como en cualquier otro establecimiento que oferta relajación, en Baby Spa Madrid, las sesiones acuáticas son complementadas con una sesión de masajes terapéuticos, que estimulan su movilidad articular y mejoran tanto la alimentación como el sueño del bebé. Además, el servicio incluye unas técnicas de masaje, impartidas por profesionales en fisioterapia infantil, que permiten reducir los cólicos y estimular la relajación de los bebés.





Laura Sevenus, la nadadora detrás de Baby Spa



Además de los múltiples beneficios de los servicios de Baby Spa cabe destacar la figura de su fundadora, Laura Sevenus, que con una larga trayectoria en el mundo de la natación y una dilatada experiencia con los bebés, aporta al spa toda la confianza y saber hacer que los padres buscan para sus hijos.  



Sevenus completó su carrera como nadadora de competición y formó parte del equipo de natación sincronizada American Water Follies durante años, en Sudáfrica, país del que es originaria. En 1967 abrió su primera escuela de natación infantil, para más tarde, a principios de los años 70, convertirse en pionera del método BabySwim.



Durante el año 2.000, Sevenus llega al Reino Unido donde se instala para poner en marcha otra escuela de natación infantil junto a su hija, Sevenus Swimming School. Gracias a su experiencia profesional, la nadadora forma parte de South African Swimming Teachers and Coaches Association y del Institute of Swimming Teachers and Coaches en el Reino Unido.



Cuenta con una publicación en el mercado especializada en la natación con los bebés, ‘Practically Swimming’. Y ahora, tras acumular vivencias, experiencias y conocimientos en este campo durante 40 años, Laura Sevenus decide seguir transmitiendo de manera sistemática los beneficios de los ejercicios en el agua para los más pequeños, primero en Reino Unido, con su primer Baby Spaen Kensington en Londres, al que se dedica en cuerpo y alma, y luego con el Baby Spa en Madrid.



Su spa para bebés en Londres lleva varios años funcionando, y en 2015 le llegó el turno a Madrid, donde Sevenus quiso expandir su proyecto a más familias y conseguir que cada vez más bebés se beneficien de los múltiples beneficios que el medio acuático les aporta. Baby Spa Madrid es la primera franquicia europea del proyecto.



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.