Fiscalidad de los Planes de Pensiones. Formas de Rescate. Tipos.

En una entrada anterior, vimos que los Planes de Pensiones son una de las fórmulas más cotidianas de ahorro fiscal si nos referimos a la Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Fiscalidad de los Planes de Pensiones. Formas de Rescate. Tipos.Fiscalidad de los Planes de Pensiones. Formas de Rescate. Tipos.
  • linkedin
  • google+

Ya introdujimos el funcionamiento, así como las limitaciones de ahorro que existen y el diferimiento. Pues bien, vamos a ver los tipos de rescates que existen.

Tal y cómo ya dijimos, la tributación de los Planes de Pensiones se divide en dos partes: la primera, la más atractiva, se refiere a la realización de aportaciones y la segunda, referida al reembolso, que es el momento de recibir la prestación. Ya apuntamos que las prestaciones que se reciben de los Planes de Pensiones tienen la consideración a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas como rendimientos del trabajo. Ahora bien, la recuperación puede hacerse de tres formas diferentes. Son las siguientes:

  • En forma de Renta: sería la variante más común e implica la recepción de las cantidades aportadas en diversos pagos, lo que se produce de forma regular en el tiempo.
  • En forma de Capital: consiste en la recepción de un pago único, el cual incluye las aportaciones más los rendimientos generados por dichas entregas de dinero efectuadas previamente.
  • En su modalidad Mixta: como se puede deducir por su nombre nos referimos a que una parte es percibida en forma de capital y la otra en renta.

Dicho esto, debemos tener en cuenta que cada una de estas tiene sus propias reglas a efectos de afectación a la tributación de los Planes de Pensiones para la Declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas. Con anterioridad a valorar qué modalidad nos conviene más, debemos tener claras dos cosas respecto a los impuestos que se pagan por este sistema de inversión y que pueden hacer que uno se replantee si se trata del mejor vehículo de inversión a largo plazo. Vamos a profundizar sobre ello a continuación:

  • Pago según la Base General: debemos tener muy presente que los Planes de Pensiones no tributan como un producto de inversión dentro de la Base del Ahorro (mucho más beneficiosa fiscalmente hablando), sino que se suman a la pensión como Rendimientos del Trabajo integrándose en la Escala General del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
  • Pago por los derechos consolidados: esto es a lo que se ha ido invirtiendo a lo largo del tiempo, a lo que le debemos añadir los posibles beneficios. Debemos tener en cuenta que ello no ocurre, por ejemplo, con las acciones o los Fondos de Inversión, donde solamente se tributa por el beneficio obtenido, no por las aportaciones efectuadas. Si lo analizamos con un ejemplo, podremos ver que la diferencia es notoria: supongamos que invertimos 500.000 a lo largo de toda una vida y recibimos una retribución de un 10 por ciento, es decir, 50.000 euros. Si usamos un Fondo, al tener el rendimiento obtenido consideración de Capital Mobiliario, tributará bajo la Base del Ahorro, siendo como mínimo el 19,5 por ciento. En el caso de los Planes de Pensiones, deberíamos tributar sobre los 500.000 euros.
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.