Multinacional española de golosinas

Fini escoge el modelo de franquicias para su expansión

Una nueva división de franquicias es el modelo escogido por Fini para impulsar su expansión nacional. La multinacional española especializada en la fabricación y distribución de golosinas tiene su sede actual en la localidad murciana de Molina de Segura. 

Multinacional española de golosinasFini es una multinacional española especializada en la fabricación y distribución de golosinas
  • linkedin
  • google+

Dentro de su estrategia de crecimiento para el 2015 planea abrir unas 10 tiendas que se sumarán a las dos que gestiona actualmente, según explican fuentes de la compañía en un comunicado.

El objetivo de trabajar bajo la marca Fini es posicionarse como la primera cadena de su sector en España. Cuenta con más de 40 años de experiencia en el mercado llegando a posicionarse como líderes con una facturación de 130 millones el pasado año.

En este sentido, su innovador modelo de negocio es el que le ha llevado a la cima del éxito teniendo como principales valores diferenciales el increíble diseño de sus locales y la amplia gama de productos.

Según las fuentes de Fini, realizan cada año una importante inversión destinada a la investigación y desarrollo de sus productos, acumulando así la propuesta más amplia del momento.

Todos sus productos son elaborados en su propia fabrica "con ingredientes de primera calidad y en base a los procesos más innovadores", destacando como principales golosinas los caramelos de gelatina, regalices, marshmallows y chicles.

Actualmente, la multinacional cuenta con una plantilla de más de 1.400 trabajadores repartidos entre sus dos factorías en España y en Brasil, sus cuatro delegaciones y sus cinco sedes internacionales. Es en estos pilares donde se apoya para realizar la distribución de sus productos a más de 80 países de todo el mundo.

Poner en marcha una franquicia de Fini tiene un coste aproximado de unos 70.000 euros, destinados a locales con un mínimo de 60 metros cuadrados y localizados en poblaciones que superen los 70.000 habitantes.