• linkedin
  • google+

ATA apuntó que este sector se encuentra en una “situación límite”, y recordó que desde el inicio de la crisis se han perdido 427.993 empleos del régimen general y 47.313 autónomos en el comercio. Según Amor, el comercio minorista, se ha convertido, junto con la construcción, en uno de los sectores más afectados por la actual crisis económica, arrastrando a muchos comerciantes a una situación insostenible tras 33 meses consecutivos de pérdida de actividad.

Los autónomos aplauden la aprobación de este plan específico dirigido al comercio minorista, que articula medidas que ayuden a un sector que emplea a casi tres millones de trabajadores (2.099.387 trabajadores del régimen general y 779.088 autónomos), concentra a uno de cada cuatro autónomos y que es “el eje vertebrador y de cohesión social de muchos municipios y ciudades de nuestro país”.

En este sentido, ATA resaltó que uno de los principales problemas a los que se enfrenta el pequeño comercio es la falta de financiación. Por ello, les resulta es especialmente positiva la puesta en marcha del nuevo Fondo de Ayuda al Comercio Interior (FACI), reduciendo el valor mínimo requerido para la financiación de proyectos desde 150.000 a 30.000€, además de permitir destinar hasta el 50% del importe solicitado a gastos corrientes. Asimismo, la financiación podrá alcanzar hasta el 80% de la inversión con un importe máximo de 640.000 euros por proyecto.

Del mismo modo, ATA resaltó el hecho de que se agilice el procedimiento de concesión de los préstamos, estableciéndose un plazo máximo de tres meses para su resolución.