Fiat y Vokswagen fabricarán más vehículos en USA

Se empiezan a notar las medidas que quiere imponer la administración Trump

Fiat y Vokswagen fabricarán más vehículos en USAFiat y Vokswagen fabricarán más vehículos en USA
  • linkedin
  • google+


Parece que muchas de las grandes compañías que fabrican automóviles se someten a los mandatos de Donald Trump. Las compañías Fiat-Chrysler y Volkswagen se unen a Ford y General Motors cara a seguir fabricando más coches en Estados Unidos.



Trump ha sido fiel a lo que prometía en la campaña presidencial y su intención de gestionar el país como si fuera una empresa parece que comienza a tener visos de ser cierto. Esto está teniendo efecto en estas compañías que van a tener que ir modificando sus planes de inversiones.



La consecuencia de esto para los estadounidenses, será sobre todo para llevar más trabajo a las zonas donde más votos consiguieron los Republicanos, los estados que han sufrido un mayor deterioro a causa de la deslocalización industrial.



Fiat, compañía que también es propietaria de la norteamericana Chrysler, no ha podido resistir a estas presiones. Su anuncio de destinar mil millones de dólares a las plantas de Michigan y Ohio es testimonio de ello. Esto se traducirá en la creación de unos 2.000 puestos de trabajo. La noticia cayó como agua de mayo en ambos estados. Parece que los miles de trabajadores de raza blanca que cambiaron el voto demócrata por el de Trump comienzan a ver los frutos de esa decisión.





Volkswagen, ha mantenido que no va a reducir su presencia en México, pero sí que va a producir mayor cantidad de coches eléctricos en USA en este mandato de Trump. La compañía de origen alemán no está en una situación fuerte debido al escándalo que hubo con los motores trucados.



La primera medida llevada a la práctica podría verse en Chattoonaga (Tennessee), donde 3.200 empleados fabrican el Volkswagen Passat. Las amenazas de una subida del 35% a la importación de productos del exterior, suele resumirla Trump en su famosa frase “fabrica en USA o paga en la frontera”.



Las compañías automovilísticas estadounidenses van cediendo y parece que van anunciando gradualmente una serie de inversiones que no estaban previstas en un principio en los Estados Unidos en vez de las que inicialmente se preveían en países del exterior. Esto podemos verlo en México. La decisión la toman en base a la promesa de Trump de ayudas públicas y sabedores que los mayores costes de tipo laboral puede que perjudican la competitividad.



De manera reciente, Ford ha cancelado la construcción de una planta nueva en México a la que quería destinar 1.600 millones de dólares y finalmente ha proclamado una inversión de 700 millones en la que tiene en Michigan que va a suponer 700 nuevos empleos.



En el caso de la General Motors, parece que va a revisar los 5.000 millones en inversiones comprometidos en México para varios años. Puede que gran parte vayan a parar a sus plantas en Estados Unidos.



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.