Se hace con Aberdeen, Glasgow y Southampton junto a Macquarie

Ferrovial compra tres aeropuertos británicos en crecimiento

Ferrovial adquiere tres aeropuertos británicos de fuerte crecimiento junto con la australiana Macquarie. El grupo que preside Rafael del Pino compra al 50% los aeródromos de Aberdeen, Glasgow y Southampton con un importe global de la operación de 1.320 millones de euros.

Ferrovial compra tres aeropuertos británicos en crecimientoFerrovial compra tres aeropuertos británicos en crecimiento
  • linkedin
  • google+

La compañía de infraestructuras ya participaba indirectamente en el capital de estos tres aeropuertos a través de Heathrow Airport, pero ahora pasará a contar con acciones directas de estos recintos al 50% con su socio australiano.

Estos tres aeropuertos están logrando claros incrementos del tráfico en los últimos tiempos. Aberdeen aumentó hasta noviembre un 7,9% en pasajeros atendidos, mientras que Glasgow creció un 4,2% y Southampton aumento los viajeros un 5,6%.

De los tres aeródromos, Glasgow es el más transitado con más de 7 millones de pasajeros, seguido por Aberdeen –con cerca de 3,5 millones de pasajeros- y Southampton es utilizado por casi 1,7 millones de personas.

La operación ha sido aprobada finalmente por las autoridades de competencia europeas, que estaban analizando la compra desde que la transacción se anunciara en el mes de octubre.

Gestión local y nombramientos

Ferrovial ya ha anunciado su intención de mantener la gestión local para los aeródromos de Aberdeen, Glasgow y Southampton para que así puedan satisfacer las necesidades de sus comunidades y ha anunciado los nombres de los directivos encargados de administrar estos recintos aeroportuarios.

Se trata de Peter Mason, actual presidente de Thames Water y exconsejero delegado de Amec, quien ocupará la presidencia de los tres aeropuertos. Amanda McMillan, directora general del aeropuerto de Glasgow, ha sido designada nueva consejera delegada de los aeródromos.

Ferrovial es uno de los principales operadores aeroportuarios del mundo, con una fuerte implantación en las islas británicas. De hecho participa, entre otros, en el capital de Heathrow, uno de los principales enlaces aéreos del mundo.