El ‘factoring’ ayuda a obtener liquidez a las pymes y los autónomos

Claves para financiar el capital circulante ante la falta de crédito bancario

Han transcurrido cerca de cinco años desde que en septiembre de 2008, a consecuencia de las enormes pérdidas soportadas por los créditos subprime y tras las infructuosas negociaciones con Banco de América y Barclays, el gigante Lehman Brothers anunciara la presentación de la quiebra. Este hecho da muestra de la saturación de deuda  y la marea de liquidez vivida durante la primera década del siglo XXI y, en contraposición, la sequía actual que los mercados financieros ofrecen a los demandantes de crédito.

Claves para financiar el capital circulante ante la falta de crédito bancarioClaves para financiar el capital circulante ante la falta de crédito bancario
  • linkedin
  • google+


Esta coyuntura afecta a las pymes y los emprendedores interesados en desarrollar ideas de negocio y desconocen cuáles son las opciones de financiación a su alcance. Dejando de un  lado el empleo de los recursos propios, existen multitud de vías para obtener financiación.



En la actualidad, las condiciones de crédito ofrecidas por las entidades financieras mediante la oferta de productos tradicionales -como pueden ser los préstamos o las líneas de crédito- son prácticamente nulas, y además, las exigencias no se corresponden en absoluto con los recursos aportados por éstas a las empresas. En la mayoría de los casos, olvidando la realidad actual, se solicitan requisitos fuera del alcance de las pequeñas y medianas empresas. 



Es por ello que me gustaría destacar la labor de distintas entidades, como es el caso de Gedesco, que tratan de salvar dichas barreras; ofreciendo además de un gran servicio y la mejor atención al cliente, la financiación necesaria para que muchas pequeñas y medianas empresas tengan liquidez para seguir con su actividad diaria.



Gedesco ofrece esta financiación a corto plazo, también llamada ‘working capital’ o ‘capital circulante’, a través de una serie de productos financieros, adaptados a todo tipo de empresas y autónomos que requieran del servicio.



Entre las opciones existentes en el mercado, Gedesco ofrece una línea de crédito ‘factoring’ orientada a aquellas empresas que tengan dificultades para conseguir el pagaré o el instrumento de pago susceptible de descuento, de este modo, puede conseguir liquidez contando únicamente con una factura aceptada por su cliente.



En definitiva, podemos concluir apuntando que, puesto que la marea de liquidez vivida durante la primera década del Siglo XXI, se ha convertido en una total sequia de los mercados de crédito, es necesario que las empresas opten por la búsqueda de nuevas opciones de financiación.