Fabrica productos de alumbrado, circuitos deportivos y parques infantiles para guarderías

Fabricación de parques infantiles y mobiliario urbano en Producciones Agasa

Producciónes Agasa es “una empresa que diseña, fabrica e instala todo tipo de mobiliario urbano para exterior y parques infantiles. Además, damos servicios de mantenimiento y gestión de los parques infantiles”, explica Agustín Gonzalez, responsable de la empresa.

Fabricación de parques infantiles y mobiliario urbano en Producciones Agasa Fabricación de Parques Infantiles y Mobiliario Urbano en Producciones Agasa
  • linkedin
  • google+

La empresa se crea en 1992 y cuenta en la actualidad con más de 20 años de experiencia como fabricante de mobiliario urbano y parques infantiles. “Me salió trabajo en este sector, vi que era rentable y, por lógica, decidí montar una empresa”.

Agasa empezó su andadura con 3.000 euros de capital. Durante estos dos últimos años la empresa ha logrado mantenerse. “Este año tenemos perspectivas de cubrir gastos y obtener beneficios y con eso de momento me doy por satisfecho porque han sido años duros de poco crecimiento”.

Esta empresa ofrece sus productos a nivel nacional y en el extranjero, trabajando con países como Marruecos, Argelia y Portugal. Además, durante estos últimos años están intentando lanzar sus productos en los Emiratos Árabes. Entre los más demandados por sus clientes encontramos los parques infantiles.

Agasa combina la experiencia como fabricante con el diseño creativo e innovador. Asimismo, son muy cuidadosos en la fabricación de sus productos a los que les dan unos tratamientos especiales para que no se estropee la madera a causa de la climatología adversa de algunos lugares, lo que garantiza que la madera se conserve en las mejores condiciones.

Las claves del éxito de Producciones Agasa son “dedicación constante al trabajo, porque normalmente las empresas que funcionan bien son aquellas en las que los trabajadores viven para ellas y para que funcione es así de fácil, hay que echarle muchas horas”, concluye Agustín.