Entrevista a Antonio Quesada, director de tecnología y socio fundador de Eyesynth

Eyesynth, las gafas que interpretan el espacio para invidentes

Eyesynth es el resultado de la fusión de dos empresas, Dembeta y Mego, pero también el proyecto encargado de crear unas gafas que interpretan el espacio para la ayuda diaria de personas invidentes a través del sonido.

Entrevista a Antonio Quesada, director de tecnología y socio fundador de EyesynthEyesynth son unas gafas que interpretan el espacio para la ayuda diaria de personas invidentes
  • linkedin
  • google+


Estas gafas son capaces de transformar la información espacial tridimensional en una información compresible por cualquiera que tenga capacidad auditiva normal. Conozcamos de lleno su funcionamiento en una entrevista con Antonio Quesada (a la derecha de la imagen), uno de sus fundadores.



¿Qué es Eyesynth?



Es un sistema de comprensión visual para invidentes.



¿Cómo surge la idea de crear Eyesynth?



Dembeta es una empresa que se dedica al desarrollo de aplicaciones 3D y realidad virtual. En esta empresa siempre hemos ido buscando nuevos usos para la tecnología que hemos ido desarrollando, siempre hemos tenido ganas de tocar el tema de personas discapacitadas, de la movilidad. Amador (socio de Mego y fundador de Eyesynth) tuvo la idea de avanzar en este campo puesto que desde el uso del bastón y del perro guía para invidentes no ha habido avances en movilidad.



Así es como empezamos a aplicar nuestras tecnologías para ayudar a esta comunidad y empezamos a desarrollar Eyesynt. Esta empresa todavía no está fundada, pero tenemos el concepto y estamos en busca de capital. Llevamos sólo seis meses desarrollando esta idea.



¿En qué consiste este proyecto y qué beneficios puede aportar?



Nosotros estamos desarrollando por una parte software y por otra para hardware. La parte hardware son unas gafas con cámaras 3D que recogen información espacial y visual, esta información se traslada a un teléfono al que se conectan de manera inalámbrica y que comprende un software. Este software convierte esta información espacial en audio comprensible para el invidente, pero no son textos hablados, sino una serie de ruidos que se van modulando en función de las formas que pasan por delante de las gafas.



Con esto creamos un lenguaje audiovisual distinto comprensible en cualquier parte del mundo porque no usa palabras.



¿A qué tipo de personas os dirigís?



Tanto a invidentes como a discapacitados visuales severos. Entendemos que el coste de las gafas es suficientemente bueno como para que gente que, aun teniendo vista tenga problemas serios, pueda hacer uso de las gafas.



¿De qué manera ayudan estas gafas a ese perfil de público?



Haciendo los primeros ensayos con Ferrán (hijo invidente de Amador, socio de Eyesynth), de 10 años e invidente desde nacimiento, nos dimos cuenta de que estas gafas pueden resultar de gran utilidad ya que Ferrán puede, por ejemplo, coger un vaso de agua sin tener que preguntar a nadie donde está.



Al poder rastrear con el sonido todo el entorno que le rodea, detecta las formas, las personas, los objetos, los obstáculos y los obstáculos en movimiento.



¿Cuál es el precio por unidad de estas gafas?



Queremos que alcance un techo máximo de 700 euros por unidad, ya que un perro guía puede costar unos 6.000 euros.



¿Cuándo pensáis sacarlas al mercado?



Nos gustaría estar en plena comercialización antes de un año.



¿Crees que este producto puede mejorar la vida de esas personas?



Totalmente. Primero porque les da independencia de movimiento en lugares que no conocen y aparte, en un futuro queremos implementar nuevas funciones como, por ejemplo, el reconocimiento de caras o el reconocimiento de códigos QR (código de respuesta rápida).



¿En qué os ha ayudado ser finalistas del Premio de la Fundación Everis? 



Buscábamos financiación pero también una búsqueda de renombre. Vimos que la Fundación Everis tenía las dos cosas y nos presentamos. Ha sido todo fantástico, el hecho de estar en la final nos abre muchas puertas.