“En EEUU es relativamente fácil cerrar una empresa, por eso el modelo tiene éxito”

Exvicepresidente Yahoo advierte que las leyes españolas dificultan el emprendimiento

El exvicepresidente de Yahoo, Salim Ismail, ha asegurado que uno de los mayores problemas del emprendimiento en España es la regulación del sistema legal, que puede llevar al emprendedor a enfrentarse a "cargos penales" si la empresa fracasa.

Exvicepresidente Yahoo advierte que las leyes españolas dificultan emprendimientoSalim Ismail, exvicepresidente de Yahoo
  • linkedin
  • google+

Por el contrario, en Estados Unidos "es relativamente fácil cerrarla" y, precisamente por ello, su modelo "tiene éxito".

Durante la conferencia "España en 2025. Las posibilidades", Ismail indicó que el emprendimiento es uno de los retos a los que se tendrá que enfrentar España en el futuro para poder lidiar con los cambios sociales que está comportando el desarrollo de la tecnología.

"Si la velocidad de un coche hubiera aumentado al mismo ritmo que la informática, iría más rápido que la velocidad de la luz", resaltó.

Sin embargo, la Ley de Emprendedores, que entró en vigor a finales de septiembre, hace varios avances en este sentido, incluyendo por ejemplo la figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada, la Segunda Oportunidad y la Modificación de la Ley Concursal.

Responsabilidad Limitada: Se crea esta figura, de forma que las deudas derivadas de la actividad empresarial del empresario no afecten a su vivienda habitual si su valor no supera los 300.000 euros.

Segunda oportunidad: Se flexibilizan los procedimientos de acuerdo extrajudicial de pagos, que se podrán sustanciar en plazos breves ante un registrador mercantil o un notario.

Modificación de la Ley Concursal: Cambia en lo referente a los acuerdos de refinanciación para rebajar hasta el 55% el importe del pasivo titularidad de las entidades financieras suscrito por acreedores para que el acuerdo de refinanciación pueda realizarse.

Formación

Ismail también puso énfasis en la necesidad de transformar la educación hacia un modelo que, en lugar de "oprimir", "acompañe" y transmita "habilidades" en vez de "contenidos".