Podría favorecer a su comparador

Europa acusa a Google de vulnerar las leyes antimonopolio en Android

La Comisión Europea ha abierto una investigación contra Google, acusando al operador por su comportamiento en lo que se refiere a su sistema operativo para móviles, Android, que podría estar “vulnerando las leyes antimonopolio de la UE”.

Europa acusa a Google de vulnerar las leyes antimonopolio en AndroidEuropa acusa a Google de vulnerar las leyes antimonopolio en Android
  • linkedin
  • google+

La investigación se centrará en determinar si Google ha obstaculizado el desarrollo y el acceso al mercado de sistemas de explotación, aplicaciones y servicios para dispositivos móviles inteligentes competidores de Android.

El organismo europeo ha denunciado que el operador dedica, de forma sistemática, un tratamiento a favor a su comparador de precios en las páginas de resultados, colocando Google Shopping en la parte más visible de la pantalla, por lo que podría estar obteniendo una ventaja indebida, aprovechado su posición dominante y cometiendo un abuso con su actividad.

Con esta actuación, Google podría estar desviando tráfico de forma artificial desde servicios de comparación de precios rivales, además de obstaculizar su capacidad de medirse en el mercado, asegura el Ejecutivo Europeo.

La compañía, informa Europa Press, cuenta con un plazo de dos meses y medio para exponer sus alegaciones, así como para requerir una audiencia para defenderse de las acusaciones de la Comisión.

Margrethe Vestager, comisaria de Competencia, revela que Google “podría estar vulnerando las reglas antimonopolio de la UE y, ahora tiene la oportunidad de convencer a la Comisión de lo contrario”.

Si el operador es condenado por sus actuaciones, la comisaria añade que “Google tendrá que hacer frente a las consecuencias legales y cambiar la manera de hacer negocios en Europa”. El fallo en su contra supondría el pago de una multa de más de 6.000 millones de euros.

Su antecesor en el cargo, el español Joaquín Almunia, ya abrió en 2010 una primera investigación sobre el mismo asunto, intentando negociar con Google. Pero las concesiones ofrecidas por el operador fueron rechazadas por ser insuficientes por sus rivales, así como por países como Alemania y Francia.

Tres preocupaciones de la Comisión

La comisaria de Competencia ha anunciado que Bruselas tiene “tres preocupaciones” sobre Android sobre las que está investigando:

1-Determinar si el gigante estadounidense está obligando a los fabricantes de dispositivos móviles a preinstalar exclusivamente aplicaciones o servicios de Google, bloqueando así a sus rivales.

2- Si la compañía ha impedido a los fabricantes de teléfonos móviles inteligentes y tabletas desarrollar y comercializar versiones modificadas y potencialmente rivales de Android.

3- Si Google está vinculando o agrupando ilegalmente algunos de sus servicios y aplicaciones distribuidos en los aparatos Android con otras aplicaciones, servicios e interfaces de su programación.