Kickstarter es la mayor plataforma de crowdfunding de Estados Unidos

Éstos son los tres proyectos más exitosos salidos de Kickstarter

Desde que en 2009 se creara Kickstarter - la mayor plataforma de crowdfundind de Estados Unidos -, más de seis millones de “micromecenas” han aportado unos 1.000 millones de dólares para hacer realidad cerca de 62.000 proyectos, entre los cuales Peeble, Ouya y Pono Music han sido los que más dinero han logrado recaudar.

Éstos son los tres proyectos más exitosos salidos de KickstarterÉstos son los tres proyectos más exitosos salidos de Kickstarter
  • linkedin
  • google+

Antes de profundizar en estos tres proyectos, explicaremos brevemente el funcionamiento de Kickstarter y su sistema de "micromecenazgo", que se ha visto replicado en muchas otras partes del mundo.

El mecanismo es sencillo: los proyectos se presentan, fijan una cantidad mínima para llevarlo adelante, y establecen una fecha tope para conseguir la financiación. Si llegado el día límite no han conseguido el dinero requerido, todo lo recaudado se devolverá a los mecenas. ¡o todo o nada! se puede leer en su web. En este sentido, diremos que un 44% de los proyectos presentados lograron financiación y por lo tanto se materializaron.

Por otro lado, una de las puntualizaciones más importantes sobre esta plataforma es que el apoyo a los proyectos será para conseguir que éstos se hagan realidad, y no para para sacar beneficio económico. Sin embargo, normalmente los mecenas recibirán “recompensas” a cambio de su dinero.

Peeble Watch

Este reloj inteligente o smartwatch es de largo el proyecto que más apoyó ha recibido en Kickstarter, consiguiendo una aportación de 10.266.845$ salidos de los bolsillos de 68.929 mecenas. Otro hito de este dispositivo fue el de recaudar un millón de dólares en 28 horas.

Adentrándonos un poco más en el producto en sí, diremos que Peeble Watch fue el primer reloj inteligente en salir al mercado, antes que el Sonysmartwatch y por supuesto que el de Google, cuyo lanzamiento está anunciado para este año.

Pebble es un reloj conectado al móvil por Bluetooth, lo que te permite acceder desde tu muñeza a muchas de las aplicaciones de tu teléfono, sin tener que sacarlo del bolsillo o del bolso.

Desde Pebble podrás leer whatsapps, sms’s, emails o mensajes en redes sociales, además de ver quién te está llamando, sin importar la marca y modelo de tu smartphone.

Otra aplicación interesante para Pebble es su GPS, que te permitirá conocer la velocidad a la que corres o vas con tu bicicleta, además de detallarte la distancia recorrida. Asimismo, Pebble te permite controlar el reproductor de música de tu móvil, pudiendo modificar el volumen o cambiar de canción.

Otra peculiaridad importante de este dispositivo es que está desarrollado en código abierto, por lo que aquellos que se atrevan podrán utilizar el kit de desarrollo de software (SDK - software development kit) de Peeble para customizarlo a su gusto.

Actualmente se puede adquirir un Peeble básico por 155$ y por 249$ el más completo. En cuanto a las “recompensas”, y mientras duró el proceso de crowdfunding, Peeble daba un reloj a los 200 primeros que aportaran 99$. Una vez cubierto este cupo, había que “donar” un mínimo de 115$ para obtener uno de estos relojes. Para aquellos que superaran esta cifra había más y mejores “regalos”, dependiendo de la cantidad aportada.

 

 

Ouya

Esta consola para televisión es otro caso de éxito de Kickstarter, donde 63.416 mecenas aportaron 8.596.474 dólares.

Ouya se presenta como una consola de videojuegos abierta y democrática que permita abaratar esta afición. Uno de los puntos importantes sobre los que inciden sus creadores es devolverle a la televisión el protagonismo perdido en favor de móviles y tabletas, que en su opinión se están llevando los juegos más “innovadores y creativos”.

Pero sin duda, la característica más disruptiva de esta consola es que todo el mundo puede desarrollar sus propios videojuegos y ponerlos en el store (tienda virtual), lo que ha permitido que ya haya 805 juegos disponibles, desarrollados por más de 31.000 personas.

Con Ouya todo el mundo pude hacer videojuegos sin necesidad de tener que pagar por caras licencias o kits de desarrollo de software (SDK) y es que esta consola funciona sobre Android.

Asimismo, todos los juegos deberán tener por lo menos una demo gratuita, que podrá ser mejorada con módulos de pago.

 

 

Pono Music

En tercer lugar aparece Pono Music, un dispositivo que promete revolucionar el sonido de la música, o por lo menos así lo creen los 18.220 mecenas que han llegado hasta los 6.225.354$.

Pono Music nace del inconformismo del músico Neil Young, que se propuso recuperar “la magia y el bueno sonido de la música”, perdidos con los formatos digitales.

Según Young, en el proceso de hacer la música más “cómoda” – fácil de descargar y de reproducir en dispositivos móviles -  se sacrificó la calidad. Sin embargo, los últimos avances tecnológicos han permitido cubrir esa brecha entre calidad y comodidad, pudiendo tener ambas en tu reproductor portátil.

En el camino hacia recuperar el auténtico sonido, el sonido vinilo como dicen muchos artistas, ha prevalecido la optimización del audio frente al diseño, y es que su forma de Toblerone (forma triangular alargada) es más incómoda de a lo que estamos acostumbrados. Sin embargo, según explican los ingenieros responsables de este invento, esta forma es la idónea para su cometido.

Por otro lado, los responsables de este proyecto explican que Pono no es un formato de audio nuevo, sino que es un “ecosistema propio” que permite a los oyentes escuchar las canciones tal y como los artistas las han creado, con la misma resolución que eligieron en el estudio.

En este sentido, Pono ha creado su propia tienda virtual (PonoMusic.com Store), de donde poder descargarse las canciones con la más alta resolución digital. Según explican los responsables de Pono, un archivo digital de PonoMusic tienen 30 veces más información musical que un archivo mp3.

Para Mo Ostin, presidente emérito de Warner Bros Records, Pono Music es una de las mejores experiencias sonoras de su vida.

Ver aquí algunas otras reacciones de los profesionales de la música