Sus acciones se disparan en Bolsa

Jornadas de cambios en Indra tras la entrada de Telefónica en el capital

La entrada de Telefónica en el capital de Indra ha ocasionado rápidos cambios en la compañía. Sus acciones se han disparado en Bolsa, experimentando una subida de más de un 15%. También han destituido del anterior presidente y nombrado al nuevo responsable de la empresa.

Estos son los cambios en Indra tras la entrada de Telefónica en su capitalImagen: Europa Press
  • linkedin
  • google+

Precio de las acciones

Las acciones de Indra despuntan en Bolsa más de un 15% tras conocerse la entrada de Telefónica en el núcleo ‘duro’ de su accionariado y, ante la inminente salida de Javier Monzón, que ha ejercido de presidente durante más de 20 años.

Las acciones de la firma tecnológica lideraban las ganancias de Ibex35 a media jornada, con un beneficio del 15,344 por ciento hasta los 8,81 euros, situándose  sus títulos a niveles de octubre de 2014.

Desembarco de Telefónica en Indra

Telefónica ha comprado una participación directa del 3,16% en el capital social de Indra, a lo que se añade otro 3,01% adicional en opciones de la firma tecnológica, con lo que la compañía de telefonía se hará con más de 6%, convirtiéndose en uno de los accionistas de referencia de la empresa.  

Javier Monzón sale de Indra

El que fue presidente de Indra durante más de 20 años, Javier Monzón, abandonará el cargo el 29 de enero de 2015, y tienen garantizado un finiquito de unos 16 millones de euros, en el que se incluyen las aportaciones de ahorro a largo plazo, así como una indemnización de no concurrencia.

La indemnización de no concurrencia establece que el expresidente no podrá ejercer su labor profesional, a partir de ahora, en ninguna actividad que tenga relación alguna con los intereses de Indra.

Nuevo presidente

El consejo de administración de la compañía tecnológica mantendrá una reunión en la que nombrará a Fernando Abril Martorell como nuevo presidente de Indra en sustitución de Javier Monzón.

Abril Martorell, que fue consejero delegado de Prisa hasta octubre de 2014, cuenta con el apoyo de Telefónica, donde ejerció de consejero delegado durante la primera etapa de César Alierta.