Podría llegar a aportar 29.000 millones al PIB

España, en el puesto 11 del mundo en penetración de las tecnologías digitales

España se encuentra en puesto número 11 de la ‘escala digital’, siendo el líder Holanda, a la que siguen Estados Unidos, Suecia, Corea del Sur, Reino Unido y Finlandia, según un estudio sobre el grado de penetración de las tecnologías digitales en el mundo empresarial, realizado por Accenture.

España, en el puesto 11 del mundo en penetración de las tecnologías digitalesEspaña, en el puesto 11 del mundo en penetración de las tecnologías digitales
  • linkedin
  • google+

El uso intensivo de la tecnología digital en las empresas españolas aportaría cerca de los 29.000 millones de euros a su Producto Interior Bruto (PIB).

El informe, además resalta que una mejora de 10 puntos en la densidad digital durante cinco años, podría suponer un incremento al año en la tasa de crecimiento del PIB de 0,25 puntos en los países más desarrollados, mientras que en los ‘emergentes’, lo haría en 0,5 puntos, informa Europa Press.

El aumento que se produciría se podría cifra entre 393.486 y 91.311 millones de euros en economías nacientes, como es el caso de Brasil, India y China. En los diez países más desarrollados del mundo, la mayor utilización de las tecnologías digitales llevaría a incrementar su productividad, contribuyendo a que Producto Interior Bruto alcanzara 1,28 billones de euros en 2020.

Bruno Berthon, el máximo responsable de la multinacional dedicada a la prestación de servicios de consultoría, servicios tecnológicos y outsourcing Accenture, indica que “ser competitivo en el mundo digital significa aplicar las nuevas tecnologías en campos muy diferentes, desde la contratación de mano de obra hasta la automatización de procesos, pasando por la creación de nuevos productos y servicios”.

De igual forma, manifiesta que conforme se van adoptando las nuevas tecnologías, las empresas deben de incorporar la densidad digital entre las estrategias de sus operaciones y buscar trabajadores especialistas en este campo.

Los expertos consideran que uno de los mayores desafíos a los que hoy se enfrentan las empresas tradicionales es su adaptación a la economía digital.