Entrevista a Enrique Sueiro, Doctor en Comunicación y Consultor

“Escuchar vende”

Enrique Sueiro, Doctor en Comunicación y Consultor, dirige desde hace más de 20 años su propia consultoría como asesor individual y corporativo para empresas y organizaciones. A través de su experiencia, explica en esta entrevista concedida a Infocif, los principales aciertos y errores del networking aplicados a emprendedores y empresarios. 

“Las redes sociales serán fecundas si las raíces personales son profundas”Entrevista a Enrique Sueiro, Doctor en Comunicación y Consultor
  • linkedin
  • google+

¿Cómo pueden aprovechar los empresarios el networking?

Partiendo de la premisa de ofrecer un buen producto, mejorando nuestra comunicación personal y corporativa. Peter Drucker, considerado el padre del Management, decía que el 60% de los problemas empresariales son consecuencia de una mala comunicación.

¿Qué quiso transmitir en su ponencia ‘Escuchar bien para hablar mejor’ en el evento del Salón MiEmpresa?

Una idea sencilla y práctica, que diriges si comunicas y que la comunicación empieza por escuchar. Cuando uno escucha bien, luego habla mejor. Por tanto, escuchar vende. Entre otras cualidades, necesitamos la humildad para escuchar sin interrumpir y la coherencia resumible en 11 palabras: decir lo que se hace y hacer lo que se dice.

¿Cuáles son las claves del networking a nivel de emprendedor y de empresario?

Sugiero contemplar el networking con un enfoque entrañablemente humano para que resulte empresarialmente sostenible. Por tanto, implica escuchar para comprender, compartir para crecer juntos y ser autocríticos para rectificar a tiempo.

¿Cómo pueden ambos sacarle partido?

Todo lo antes mencionado es aplicable a personas y organizaciones. Si algo que favorece a una empresa perjudica a las personas que en ella trabajan, el éxito es efímero y contraproducente.

¿Qué herramientas pueden utilizar para el networking?

Una buena herramienta son hoy las redes sociales, que serán fecundas si las raíces personales son profundas. Si no, más que para escuchar, comunicar y vender, esa herramienta se degrada hasta reducirse a gritar, distraer y saturar. Ocurre igual con los idiomas: son útiles solo si tenemos algo interesante que contar o aprender.

Principales errores del networking

Hay dos muy claros: olvidarse del “net” y, como consecuencia, obviar lo que supone de compartir; y prescindir del “work”, pensando que es posible ganar algo que merezca la pena sin esfuerzo. Otros errores son la falta de claridad al exponer nuestros objetivos, la inconstancia y la incoherencia de hacer lo contrario de lo que se dice.