¿Es Túnez el nuevo "Silicon Valley"?

Túnez es un país bastante cercano geográficamente al nuestro y aunque todavía le queda un largo camino, puede brindar muchas oportunidades para los emprendedores.

¿Es Túnez el nuevo "Silicon Valley"?¿Es Túnez el nuevo "Silicon Valley"?
  • linkedin
  • google+

Túnez, un pequeño país entre gigantes

Túnez es un país del norte de África que está rodeado por dos gigantes en tamaño, Argelia y Libia, la cual está actualmente en un estado cuasi-catastrófico. El gobierno tunecino apoya que se creen empresas debido a que realmente no sabe la manera de poder crear empleos para su población. El país tiene una tasa de desempleo del 30% y los últimos atentados tampoco han ayudado a que la gran esperanza que era para ellos el turismo aumentara la empleabilidad en el país.

El país africano sorprende con las iniciativas que muestra en materia de nuevas tecnologías, según Pedro Tellería, Project manager en el Laboratorio de la Economía Social y Solidaria (LAB’ESS), el cual sostiene que Túnez es en la actualidad “un gran centro tecnológico”, todo ello pese a sus barreras, podríamos considerar que es la nueva Silicon Valley por las múltiples oportunidades existentes, pues queda todo por hacer. Algo que atrae a fondos extranjeros que buscas invertir en lugares como esté.

Datos económicos

Si bajamos al “ruedo” de lo fríos datos económicos, en los últimos informes elaborado por el Icex, Túnez como decíamos anteriormente muestra una elevada cifra de paro en un abanico entre el 15,7% y que llega al 35% en la población joven. Además, el país depende excesivamente de la Unión Europea, ya que vienen el 80% de sus ingresos de la exportación, inversiones, turismo y transferencias de la UE.

No ha ayudado nada, la inestabilidad política que se deriva de la revolución, un sistema financiero bastante débil y que necesita reformarse para que se modernicen las reglas de gestión a fin de poder adaptarse a los estándares más internacionales entre otros asuntos.

Ante esta situación, es complicado que un inversor extranjero se anime a emprender en este bello país hasta que se aclare la situación, no solo vale con vislumbrar posibilidades, las cuales existen. Como dato positivo, es una nación bastante eficiente en términos burocráticos, por lo que crear una microempresa se puede dilatar entre una y dos semanas como mucho. Un dato a tener en cuenta que existe un control del cambio de divisas, por lo que en ciertos negocios necesita una licencia de exportación de capital.

Buena cultura económica

En cuanto al escenario de inversión, a pesar de lo dicho, no es tan estéril, ya que existe un sistema bancario bastante moderno a nivel de entidades y fondos de inversión. No podemos decir que no haya una política financiera con un alto nivel de control, pero sí que existe una cultura a la hora de presentar proyectos a posibles personas con ganas de invertir y “business angels”.

Podríamos decir qué, en este nivel, se encuentra como España hace 10 años, con un capital disponible pero complicado de acceder a él. Algo que deben saber todos los emprendedores es que la distribución comercial de los productos solo pueden realizarla mediante profesionales del país, salvo que tengan el permiso del ministerio. Contratos específicos tanto en los plazos como en las pertinentes obligaciones financieras.

Los expertos en inversión, creen que el sector de las nuevas tecnologías es una de las mejores áreas para emprender un negocio, además del turismo, el cual vive un momento complicado después de los atentados terroristas, el país sabe que estos próximos años van a ser decisivos para saber si Túnez termina de despegar.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.